Cantando con el cielo en línea directa

Maljut es llamada una oración, porque es una deficiencia sin la cual no podemos seguir adelante. Después de las tres primeras fases de la Luz Directa, llega es cuarto estado, el estado final, Maljut, la deficiencia. Si un hombre no tiene una deficiencia, éste es un signo de que no tiene Maljut, es decir que no tiene el comienzo del grado de Adam, no tiene nada con qué comenzar su estructura espiritual.

Todo el trabajo espiritual se realiza con el fin de desarrollar nuestra deficiencia (Jissarón), nuestra Maljut, para que se convierta en Maljut Shamaim “(El reino de los Cielos)”, es decir, Maljut que está conectada con el cielo existe totalmente por debajo la Providencia de Bina. Es decir, hacer que tu deseo sea exactamente como el deseo del Creador.

En esta meta, el hombre siempre realiza un diálogo: Él eleva su deficiencia, la revisa y pide que se le revele cuál es su verdadero deseo, qué es lo que él quiere en el momento actual y en general. Él siempre se vuelve hacia el Creador con esta deficiencia con el fin de organizarla, de ajustarla al llenado, a la reacción que proviene de Arriba, y para mantener una conexión constante con el Creador.

Por eso se nos dice: “Que él rece todos los días”, porque se trata de la creación de nuestra conexión mutua con el Creador. Nosotros sólo debemos dirigir constantemente nuestra Maljut, nuestro corazón, hacia la nueva deficiencia. Si no lo hacemos, entonces la naturaleza, como siempre, nos empujará hacia la corrección, junto con todas las criaturas por medio de la Luz general, de la presión general, que sentimos como tensión creciente y crisis global.

Pero si el hombre quiere estar en relación personal con el Creador, debe acudir siempre a Él con la deficiencia correcta, formatearla nuevamente, organizarla y estar constantemente preocupado de que esta deficiencia pueda ajustar las etapas del progreso.

Es imposible terminar este trabajo y relajarse, porque, por medio de ello, el hombre siente que su corazón se conecta cada vez más estrechamente con el Creador, en una conexión directa y más corta. Los niveles de esta conexión determinan los niveles de los mundos. El hombre siente que está acortando cada vez más el camino y que entiende cada vez mejor al Creador. Y el grupo es el mecanismo que los conecta juntos, es la colección de deficiencias ajenas. Debido a ello, éste garantiza que la persona se relacione correcta con el Creador.

Y así es como se progresa, cada nuevo llenado organiza mejor su deseo. Él precisamente quiere un llenado así porque es posible darle al Creador al llevarle a Él la deficiencia total del llenado.

(94686)
Preparación para la lección diaria de Cabalá del 12/4/12

Material relacionado:
Avanzando a través de los puntos de adhesión
Unidos hacia la luz

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta