El arma más fuerte

Baal HaSulam, “La sabiduría de la Cabalá y la filosofía”: Del mismo modo, todas las imágenes fijas que conocemos y utilizamos para definir la materia son inconsistentes y no existen por derecho propio. Más bien, ellas sólo se invisten y se despojan de las formas bajo la influencia de condiciones tales como el calor o el frío.

Durante la lección, nosotros pensamos acerca de la fuerza que “dibuja” el material que en realidad no existe. Si mientras estamos leyendo estamos juntos, pensamos constantemente sobre el grupo unido y que queremos descubrir la fuerza general entre nosotros, entonces descubrimos todo un mundo y vivimos dentro de él de una manera mucho más clara, más emocional, y más intensa que en nuestra vida actual.

Esto no es una fantasía. Evoquemos estas fuerzas. Ahora tú estás viendo a los amigos adormilados, y ellos te ven de la misma manera. Así que evoquemos juntos estas fuerzas y entenderán que hay mundos entre ustedes y que todo depende de la cercanía y unidad en su mente y sus sensaciones, del anhelo y la inclinación de ustedes, del deseo de sentir juntos la esencia interior. De pronto verán cómo la fuerza abstracta se convierte en algo real y concreto.

Antes sólo le prestaban atención a las “toscas” fuerzas corporales: calor, frío, presión, etc. Sin embargo, hay fuerzas mucho más finas y fuertes en la persona que las que operan incluso en el mundo microscópico, a nivel subatómico. Estas fuerzas sutiles les revelan la verdadera material. Al entrar en este campo, ustedes descubrirán que este es el principio y el final de todo, que toda la creación está allí con su plan. Aquí, sin embargo, no hay nada además del dibujo externo falso, artificial, destinado a confundirlos y a centrarlos en la corrección por medio de incentivos falsos sin quitarles a ustedes su libre albedrío ni convertirlos en robots.

El comprender esto debe centrarnos en lo principal, en el desarrollo de las fuerzas que hay entre nosotros. Ellas son el “arma” más fuerte contra el mal, contra todos nuestros problemas. Incluso en nuestro mundo imaginario, las fuerzas subatómicas son mucho más fuertes que las fuerzas ordinarias del mundo macroscópico. Se requiere una gran cantidad de energía a fin de causar una colisión entre las partículas en el acelerador. Nosotros, sin embargo, entramos en el campo de nuestras fuerzas personales que operan entre los amigos. Es una intensidad tan grande, que no puede medirse usando los medios que tenemos en este mundo.

Es una fuerza real. Sólo tenemos que alcanzarla y aprender a manejarla, puesto que ésta no será revelada sin la intención de otorgar, por el bien de los demás.

Pregunta: ¿Esto significa que hay fuerzas dentro de mí que me permiten descubrir una nueva realidad? ¿Cómo puedo encontrarlas?

Respuesta: Empiecen a actuar, a esforzarse, a arreglar la relación con los amigos, anúlense ustedes mismos, y con ello les permiten a éstas conectarse con ustedes. Comiencen a evocarlas para que los impresionen con la grandeza de la meta. Debemos hacer esos esfuerzos cada día, cada momento, puesto que el deseo de recibir se renueva constantemente y nos exige renovar todo el tiempo nuestras relaciones, el HaVaYaH completo. Este es todo nuestro trabajo.

Si ustedes evocan y organizan lo más correctamente posible las fuerzas que los conectan con los amigos, la fuerza de otorgamiento y la fuerza de la recepción, descubrirán que las relaciones entre ustedes son mucho más importantes que el mundo corporal.

Esto llegará, puesto que estudian y están esperando la Luz que Reforma, y ésta influirá en ustedes. De repente, descubrirán que las relaciones entre ustedes son lo más importante, y entonces comenzarán a descubrir una nueva materia espiritual, que es mucho más real y concreta que aquella que los rodea en la actualidad. Será tan poderosa, pesada, y real que la imagen temporal, imaginaria de este mundo se disolverá en su trasfondo.

(95768 – De la 4° parte de la lección diaria de Cabalá del 118 de diciembre del 2012, “La Sabiduría de la Cabalá y la filosofía”)

Material Relacionado:
La compensación espiritual como una garantía para el éxito
El destino de una nación se determina en la mesa edonda
¿Hacia dónde se inclinará la balanza mundial?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: