Envidia santa

Pregunta: ¿Qué debo hacer si yo no envidio a los amigos?

Respuesta: Si no envidian a los amigos significa que ustedes sienten que son mejores y más elevados que ellos o que ustedes no les prestan atención a ellos, como si no existieran ni se midieran en comparación con ellos. Ustedes tienen su propio Creador, su propio camino, y llegan al grupo como oyentes desprevenidos que vienen a escuchar un sermón.

Resulta que tienen un enfoque equivocado, puesto que no entienden que el mundo espiritual puede revelarse sólo a través de la conexión con los amigos. El mundo espiritual es el otorgamiento absoluto, y se revela sólo en el otorgamiento. El Creador es la fuerza de otorgamiento, y Él puede revelarse de acuerdo con la equivalencia de forma con la fuerza de otorgamiento que la persona desarrolla internamente hacia el entorno. Pero si ustedes no trabajan con el entorno, no hay manera de avanzar.

Cuanto más trabajen con el entorno, más sienten que sus amigos son mayores que ustedes. Simplemente no puede ser de otra manera, ya empiezan a ver al grupo como un todo. Ustedes sienten que a través de los amigos, reciben la Luz, y ven que ellos ya están corregidos, que han trascendido el Majsom (barrera), y que ustedes se quedan solos aquí abajo.

Pero si no sienten que los amigos han avanzado mucho más que ustedes, entonces éste no es el enfoque correcto para la corrección. Si no envidian a todos a su alrededor, al ver que ellos entienden y que sienten más que ustedes, esta es una señal de que no están en el camino correcto.

Esta envidia está destinada a estimular y a empujar a la persona como consecuencia de su actitud hacia el grupo. Dios no permita que alguna vez la persona quiera verlos como inferiores. Cuando ella ve que son superiores, quiere adherirse a ellos, estar en contacto con ellos. Su ego la empuja a conectarse con ellos, como un niño que está impresionado por los adultos y les pide: “¡Llévame contigo! ¡Ayúdame a ser como tú!”

Con eso, ella se vuelve hacia el Creador, puesto que descubre que el Creador está ahí dentro de los amigos, más de lo que está dentro de ella. Es una revelación muy concreta y cualitativa, como se nos dice: “De todos mis estudiantes he aprendido”. Ustedes ven que sólo al incorporarse en el grupo y anularse a sí mismos, encontrarán su estado espiritual. Si ustedes no sienten eso, es una mala señal en el trabajo.
(96295)
De la 1° parte de la Lección diaria de Cabalá del 23 de Diciembre del 2012, “Introducción al Estudio de las Diez Sefirot”

Material Relacionado:
Cuidando la necesidad espiritual
La envidia que nos ayuda a avanzar
La envidia en el grupo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta