“Horda”

Los cabalistas hablan mucho acerca de la “horda”, acerca de las fuerzas mixtas que salieron de Egipto junto con Israel. Este en realidad es el gran problema que afrontamos en nuestro camino: el uso de la Torá y la sabiduría de la Cabalá que no tiene el propósito de la corrección. Horda también se refiere a “aquellos que le temen a Dios y adoran a Faraón”. Por un lado, ellos le temen al Creador, pero por otro lado, quieren llenar sus vasijas egoístas de recepción.

Pregunta: ¿Qué es la “horda” en mis sensaciones, en mi interior?

Respuesta: Esta se revela cuando ustedes utilizan lo que adquieren mientras estudian la sabiduría de la Cabalá para su propio bien y no para el Creador. Aquí ustedes pueden decir: “Pero en este caso, todo lo que soy es la horda, soy toda la inclinación al mal”. ¿Qué puedo hacer si éste todavía no es un estado claro?

En realidad se trata de niveles elevados. Cuando la Luz revela mis deseos, yo descubro estas partes en mí. El hombre es un pequeño mundo, así que todas las partes existen en cada uno de nosotros. Nuestro trabajo consiste en clasificarlas, definirlas y asignarles un lugar, cubrirlas con el Masaj (pantalla) y saber cómo usarlas correctamente. Al igual que un bebé que aprende a controlar su cuerpo, así tenemos nosotros que controlar nuestros deseos: cubrir algunos de ellos, revelar otros, y además, hacerlo en el momento adecuado. La persona se comporta de manera diferente en los diversos lugares y en las distintas situaciones. Lo mismo ocurre en la espiritualidad.

Pero en el momento en que yo mismo me activo, aprendo acerca del deseo superior y de mi deseo; aprendo a utilizar correctamente los diferentes medios con el fin de asemejarse al Creador; entiendo qué “órganos” debería activar en mí y cuáles no, con el fin de ser llamado “humano”, Adam (uno que se asemeja al Creador), en condiciones diferentes, en diversos ángulos, y en cada situación. Yo opero mi “títere” con el fin de parecerme a Él, y entonces internamente me vuelvo en realidad como Él. El “títere” sigue siendo una marioneta, y posteriormente, cuando adquiera todo Su pensamiento, ya no habrá necesidad de éste.
(96059)
De la 2° parte de la Lección diaria de Cabalá del 12/20/12, El Zóhar

Material Relacionado:

¿Qué me hará amar a los demás como a mí mismo?
Todas las plegarias vienen de abajo, y todo el llenado viene de Arriba
A regañadientes, hacia la unidad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: