La falta de pago es mi pago

Si nos embarcamos en el camino espiritual, debemos hacer un esfuerzo para dar cada uno de los pasos siguientes. Por otro lado, la mayor parte de la humanidad obtendrá el mundo espiritual “en un solo paso”, por así decirlo, y nosotros somos quienes les proporcionaremos este paso: por medio de nuestro sudor y arduo trabajo.

¿Cómo salimos de esto? En el mejor de los casos, satisfechos con el trabajo realizado, o simplemente no ganaremos nada. Esto es lo que significa ser un “reino de sacerdotes” y una “nación santa”: Así llama exactamente la Torá a aquellos que llevan a cabo esta misión.

En otras palabras, todo lo que hacemos, lo hacemos en otorgamiento, el cual es “santidad”. Nosotros trabajamos duro los siete días de la semana; afrontamos la ingratitud y la resistencia, y al final, todos, todos a la vez, recibirán, lo que tanto nos ha costado, y es en ellos donde se desplegará la Luz más grande.

Pregunta: ¿Pero cómo? ¿El uno por ciento le da toda su alma a esto, cruza el Majsom, se reforma en sí mismo para otorgar, y, de repente, el 99 por ciento restante, en un movimiento fácil, recoge todos los ingresos?

Respuesta: Nuestro placer, por sobre todo, es deleitar al Creador de tal forma que Él no sepa acerca de nosotros. Eso es lo que significa realmente otorgar sin esperar una recompensa: yo le doy placer a Él y Él no sabe quién es Su admirador secreto. Él piensa que vino de otra persona. De lo contrario, si tanto el Creador como yo, sabemos que el deleite proviene de mí, este es el pago, y no hay mayor pago que eso.

Pregunta: ¿Por qué el Creador nos escogió de entre la totalidad de la humanidad para otorgar?

Respuesta: Hay almas que sienten que se espera que ellas se realicen en la forma más avanzada en comparación con el resto de la humanidad. Su progreso está ligado a la necesidad vital de encontrar al Creador, el misterio de la vida, el sistema general de toda la creación, la red que une todo en uno. Esta idea, este deseo, se apodera de ellos y no los deja ir.

Pregunta: ¿Por qué, entonces, nosotros recibimos dificultades y problemas en el camino espiritual?

Respuesta: ¿Buscas justicia? La hay, pero no es lo que tú crees. La justicia yace en mi gratitud al Creador por este arduo trabajo, por la oportunidad de darle un deleite a Él que yo ni siquiera conozco y que El no saber que proviene de mí. Este es el otorgamiento verdadero y puro.

Pregunta: ¡Sin embargo, el otro 99% eventualmente nos sobrepasará en este camino!

Respuesta: Eso es verdad, y le agradezco al Creador por este papel especial que Él me asignó. Yo lo he realizado desinteresadamente, y esta es mi recompensa. He alcanzado un estado en que la falta de pago es mi pago, y es lo que me llena; esto es llamado la Luz de la misericordia, la Luz de Jassadim.
(95585)
De la 4º parte de la Lección diaria de Cabalá del 14 de Diciembre del 2012, “La Paz”

Material Relacionado:
En el campo de fuerza de la misericordia
Dejemos que la luz se revele e ilumine al mundo
La vasija de conocimiento

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: