La perfección de los opuestos

Pregunta: ¿Qué le sucede a la individualidad de cada uno durante la unidad del grupo mundial? ¿Tienen alguna importancia nuestros atributos cuando el Creador nos separa, nos conecta o requiere alguna clase de esfuerzo de nuestra parte? ¿O estos no hacen ninguna diferencia?

Respuesta: Imagina que una vez había un cuerpo y este se rompió en pequeñas partes. ¿Cómo es posible crear ahora el mismo cuerpo, partiendo de todas esas partes?

Cada uno de nosotros es responsable de una cierta parte de este cuerpo general llamado Adam HaRishón (el primer humano). Yo soy una pequeña parte de su hígado, y tú eres una pequeña parte de sus pulmones y alguien más es una pequeña parte de su corazón, etc.

Entonces ¿cómo podemos cambiar nuestra base? ¡Es imposible!

Por lo tanto cada uno necesita permanecer con uno de sus atributos iniciales. Él conserva su carácter con todos sus atributos innatos. Son todos suyos. Es precisamente gracias a esta individualidad que él se expresa.

Sin embargo, toda esta maravillosa imagen se compone específicamente de opuestos, de las diferencias de cada uno de nosotros que es completamente opuesto a su amigo. Y entonces todos ellos pueden conectarse y en esta conexión alcanzan esta combinación, como un cuerpo general que será especialmente perfecto gracias a que cada uno se complementa con el otro. Bajo ninguna circunstancia ellos necesitan ser idénticos.

¡Sólo se necesita una cosa de la persona, que se conecte con otros en otorgamiento a todos los demás! Al seguir esta condición, cada uno se realiza en un modo individual con respecto a los demás. Y a partir de ahí, sale un Kli (vasija/deseo) enorme, integral el cual está completo.
(94202)
De una lección virtual del 11/11/12

Material Relacionado
Filtra todo lo redundante
De egoístas separados a un todo único
Desecha las gafas distorsionadoras

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta