La respiración del próximo nivel

¿Por qué nuestro mundo es especial? Por una parte, es el último y el peor de todos los mundos. Por otra parte, es necesario dado que aquí estamos en un estado totalmente inmóvil, es decir sin respiración, y podemos comenzar el avance al “jugar” el uno con el otro, con los cuerpos y no con las fuerzas, las cuales aún no sabemos cómo manejar.

Es por esto que nuestro mundo es llamado “el mundo imaginario”. En realidad no existe, sólo es sentido de esa manera en nuestros deseos egoístas. En el momento en que nos elevamos por encima de este, comenzamos a sentir que es una réplica absoluta que es opuesta al nivel superior, y entonces este mundo simplemente pierde su significado para nosotros. Esto es lo que tenemos que alcanzar.

Primero tenemos que internalizar el hecho de que el alma es la vasija general, la cual es lo único que fue creado y está constantemente en contacto y adhesión con la Luz. Estamos en ese estado, en esa vasija, en ese deseo. Imaginen que tiene estratos, estamos en el estrato más “crudo”, más oscuro, y por encima de nosotros existen 125 estratos hasta el estado real. Tenemos que atravesar esos 125 estratos gradualmente mediante rechazar nuestro ego, el cual está dentro de nosotros, en la conexión gradual, constante entre nosotros.

¿Las plantas, animales y la naturaleza inanimada tienen un alma? Cada pequeño deseo que existe en la naturaleza ya es parte del alma general, pero no tienen libre albedrío. Esto depende totalmente de nosotros, de aquellos que cumplen con la corrección del alma.

Existen muchos niveles diferentes en el alma. Existen personas que están en el nivel humano, que han comenzado su corrección siglos antes de nosotros, que han comprendido dónde están realmente, y vieron que todo es un alma, una Luz. Existen personas que han llevado a cabo esta misión, y existen personas como nosotros que están llegando a este nivel ahora.

Pero somos especiales. El desarrollo de nuestro mundo es el desarrollo del mismo ego en el nivel más bajo. A través de todas las épocas este se desarrolló de forma egoísta y eventualmente ha llegado a una forma “redonda”, a su tamaño máximo, y al mismo tiempo, es global e integral (∫) en su cualidad.

Ahora, también, este ego es el estado en el que estamos. Ya no puede crecer más, y se ha vuelto global y cerrado. Entonces no entendemos lo que nos está sucediendo. Al ser egoístas e individualistas, no podemos entender este estado “redondo”.

Siempre hemos crecido y aspirado a ir hacia adelante. Cada uno de nosotros fue empujado hacia adelante por una fuerza egoísta y tratamos de cumplir con ella. Nos sentíamos bien. Incluso hace 50 o 60 años solíamos alabar a la sociedad de consumo, los beneficios de la competencia, y lo llamábamos “democracia general”. Ahora el mismo ego, que ha alcanzado enormes dimensiones en el último nivel de existencia, ha “explotado”. No funciona como solía hacerlo, y estamos atrapados. La única salida es si entendemos cómo opera el sistema integral del alma general.

¿Qué siente la humanidad hoy en el sistema general que se está volviendo evidente? En realidad siente el primer nivel del alma general que no ha sido revelado aún y que debe iluminarnos aquí, el nivel en el cual debemos reconocer el hecho de que estamos conectados.

En general, existen 125 niveles en este ascenso y ahora justo el primer nivel parece iluminarnos desde la distancia. Esta es la razón por la que sentimos que el mundo es global e integral y no podemos hacer nada al respecto.

Estudiamos esto en la sabiduría de la Cabalá: Cuando dos Partzufim están hechos de diez Sefirot, de Keter (K) a Maljut (M), y están uno bajo el otro, esta iluminación fluye de uno a otro. Cuando un Partzufse “viste” en otro que está próximo a este, ilumina a través de él.

Por una parte, recibimos datos concretos acerca de nuestro mundo que está en una crisis hoy y no puede hacer nada al respecto. Después de todo, es un nivel superior que nos ilumina, el primer nivel de mi alma, el cual significa la vasija general.

Por otra parte, súbitamente nos encontramos atados el uno al otro, conectados a través del mundo entero: Lo que las personas piensan en un lugar, las personas también lo saben en un segundo o tercer lugar y así en adelante. Somos mutuamente interdependientes. De pronto descubrimos que no podemos librarnos de ninguna parte de la cadena, nos guste o no. En general, esta red mutua es expresada en los estados que están uno encima del otro o uno debajo del otro.

En cualquier caso, es un estado especial: Ahora estamos experimentando la fase de solución del alma general.
(95243 De la Convención de Novosibirsk 7 de Diciembre del 2012, Lección 2)

Material Relacionado:

Un hombre con una pistola
Me siento bien, ¿qué más necesito?
La realidad es creada mediante acciones

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta