Necesitamos el correcto equilibrio en el trabajo

Pregunta: ¿Puede el inferior otorgarle al superior, un estudiante al maestro? ¿Qué es lo que no le permite al estudiante recibir el otorgamiento del maestro?

Respuesta: El estudiante le otorga al maestro, al permitir que el maestro le otorgue, que éste le dé al inferior. El inferior le otorga al superior con su oración (MAN).

El superior quiere darle al inferior. Él no necesita al inferior para fines egoístas. El inferior puede darle al superior la oportunidad de darle. ¿Qué puede darles a sus padres un bebé, excepto el placer de cuidar de él? Después de todo, es un placer para ellos.

Depende del estudiante si el maestro puede otorgarle a él. Las interrupciones comunes son lo que distancia al estudiante del maestro, su orgullo, su falta de respeto y la falta de conexión. En tal caso, él no puede ser considerado como un estudiante. Hay reglas especiales que determinan qué significa ser un estudiante de un cabalista, y éstas se explican en el TES. La vasija tiene que anularse y abrirse a sí misma al llenado y comprometerse a permanecer sólo en la Luz de Jassadim.

Esto es de acuerdo a las tres fases de crecimiento del nivel inferior con respecto al nivel superior: Ibur (gestación), Yeniká (amamantamiento) y Mójin (mente). A esto se le llama ser un estudiante, un nivel inferior con respecto a un nivel superior del cual él recibe su llenado.

Esta forma no ha cambiado, hay una jerarquía que, una vez revelada permanece para siempre. La estructura del alma general no cambia, por lo tanto, todo depende de los esfuerzos del estudiante. El maestro tiene que ser muy paciente porque los estudiantes atraviesan por muchos estados hasta que después de varios años ellos comienzan a entender qué han alcanzado.

En el momento en que el estudiante esté dispuesto a anularse, él recibe la influencia del maestro. Pero primero tiene que anularse ante el grupo, y sólo entonces, ante el maestro. De lo contrario, él no entrará en el trabajo espiritual. Una cosa no funciona sin la otra.

Él no será capaz de recibir lo necesario sólo del grupo, de los amigos, si al mismo tiempo no se adhiere al otro lado, a la línea derecha, al maestro. Aquí tiene que haber un equilibrio, la correcta aproximación a la línea media, que él determina con la ayuda de las dos fuentes que tiene, del maestro y del grupo.

A veces lo más importante para un estudiante es el grupo y, a veces, lo más importante para él es el maestro. Esto depende de carácter de la persona. Pero la forma perfecta de trabajo consiste en el equilibrio entre los dos.

(95359)
De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 12/12/12, Escritos de Baal HaSulam

Material relacionado:
¡Busquen al maestro!
Del maestro al Creador
El grupo que ha adoptado mi corazón

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta