No hay nada que temer en el estudio de la sabiduría de la Cabalá

Baal HaSulam, “Introducción al Estudio de las Diez Sefirot”: El tercer asunto, que es el temor a avinagrarse, bueno, aquí no hay temor en absoluto. Esto se debe a que la desviación del camino de Dios que ocurrió antes, sucedió por dos razones: o ellos quebrantaron las palabras de nuestros sabios con cosas que estaba prohibido revelar, o bien debido a que percibieron las palabras de la Cabalá en su sentido superficial, como instrucciones corporales, violando “No harás para ti una imagen tallada”.

Por lo tanto, hasta la fecha ha habido realmente una muralla alrededor de esta sabiduría. Muchos han tratado de empezar a estudiar, pero no han podido continuar por falta de entendimiento y debido a las denominaciones corporales.

En primer lugar, todo esto pertenece al pasado, cuando las personas no se habían desarrollado lo suficiente. Por lo tanto, como se nos dice, “comieron fruta verde”, lo cual es muy peligroso. A una persona no desarrollada no debe dársele información que no sea adecuada para su nivel.

Vemos que la sabiduría de la Cabalá se revela en nuestro tiempo, esta está aparentemente generalizada y muchas personas se sienten atraídas por ella, cada uno según sus preferencias. Hay quienes tratan de utilizarla para curar diferentes enfermedades, hay quienes la convierten en una religión, otros la convierten en misticismo, nueva era, etc. Cada uno construye a partir de ella su propia sabiduría, a menos que sea parte de un grupo cabalístico bajo la influencia de un verdadero maestro que sepa de qué está hablando, y siga el método basándose únicamente en las fuentes que él ha recibido de su maestro.

Desafortunadamente, hay muchos grupos que estudian la sabiduría de la Cabalá de forma incorrecta, o que aprender de memoria el TES como si estudiaran el Talmud de Babilonia en una Yeshiva, o trataran de extraer algunos poderes místicos de ella. Esta es la inclinación natural de la persona que quiere resultados inmediatos, tomar la sabiduría de la Cabalá e interpretarla de acuerdo a términos familiares, como cualquier otra ciencia.

La persona no entiende que tiene que esperar hasta que la sabiduría de la Cabalá empiece a cambiarla a ella. Entonces, después de que ocurran estos cambios, ella será capaz de iniciar el curso del estudio. Es imposible hacerlo de cualquier otra forma, excepto trabajando en grupo y revelando la fuerza superior, que “no existe nadie además de Él”, y que Él es “bueno y benévolo”.

Así que hubo, hay y habrá muchos errores más con respecto al estudio de la sabiduría de la Cabalá. Pero estos también están incluidos en el plan de la creación. Si la persona no se corrige, pero aun así se siente atraída hacia la corrección, pero simplemente no la cumple correctamente, entonces ella dirige todas las fuerzas que estaban destinadas a ayudarle en el proceso de corrección hacia la dirección opuesta. Además, otros la siguen en este estudio vacío. Entonces posteriormente, después de un largo tiempo, ellos finalmente se desilusionan y aceptan esta sabiduría, sin tratar de sacar provecho de ella, sino que con lealtad y rigor llevan a cabo lo que dicen los libros o lo que escuchan del maestro.

Es imposible permanecer “libres” al estudiar esta sabiduría, ya que la libertad en el momento significa actuar de acuerdo a nuestro ego. La sabiduría de la Cabalá, sin embargo, es la sabiduría oculta, la cual se encuentra oculta de la persona y cada nuevo nivel revelado de repente le trae a la persona tales cambios internos, que ni siquiera puede imaginarlos de antemano. Por lo tanto, aquí hay que trabajar a ciegas, y llevar a cabo todas las condiciones de las que hablan los maestros y los libros.

(94223)
De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 11/28/12, “Introducción al Estudio de las Diez Sefirot”

Material relacionado:
Tiempo de maduración
¿Sabes por que la Sabiduría de la cabala ha venido al mundo?
La difícil maduración

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta