¿Perdono a mi ofensor?

Pregunta: Supongamos que alguien me ha ofendido. Yo me vuelvo hacia al Creador, le pido amor, y a través del prisma de amor intento mirar al ofensor de este modo: él es grande, esta es la manifestación de mis cualidades no corregidas. ¿Vale la pena hablar sobre esto con mi ofensor?

Respuesta: El ofensor no tiene nada que ver con todo esto. Ante ustedes está el Creador que se revela a Sí mismo de tal manera. Pero no estamos hablando de perdonarlo todo.

Si están dispuestos a reaccionar sobre esta acción del Creador sobre ustedes, basándose en el deseo de unirse con El, entonces pueden defenderse y contestarle al ofensor. Pero, en primer lugar, intenten ver el contacto con el Creador, de ver una manifestación del Creador en el ofensor, o en cualquier otro objeto o situación. Pero esto no significa que deban perdonarle. ¡No! Y como resultado, deben crear con él las mismas relaciones que él tiene con ustedes: contra el egoísmo de ustedes y contra él mismo.

(95257 – De la Convención en Novosibirsk del 8 de diciembre del 2012, Lección 3)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta