¿Qué está deteniéndonos?

No puedo corregir el mal que es revelado en mí sin un grupo. Supongan que odio a cierto amigo, y no obstante entiendo que esto es malo, no puedo hacer nada al respecto por mí cuenta. Sólo el Creador puede ayudarme, y hasta entonces, a pesar de todos mis esfuerzos, continúo odiándolo.

Esto me molesta de mañana a noche, entiendo que está deteniendo mi avance espiritual y lo más importante es que no me permite traer contento al Creador. Resulta que si odio a un amigo, entonces al mismo grado odio al Creador ¿Entonces qué puedo hacer?

Entonces recuerdo que puedo cambiarme a mí mismo mediante el entorno.

Pregunta: ¿Y si eso no funciona?

Respuesta: Funcionará al 100%, si sólo lo quiero. En realidad todo es muy simple y todo está en el grupo incluyendo al mundo de Ein Sof (Infinito).

Pregunta: ¿Entonces qué detiene a una persona si esta es la meta de su vida?

Respuesta: Falta de respeto y pereza, eso es lo que lo detiene. Lo tiene todo, hasta el último detalle: apoyo, una crisis, amigos, libros, diseminación- existen todas las condiciones y la fuerza superior a su disposición. Somos nosotros mismos los que nos detenemos.

Tenemos que conectarnos, estabilizar, y crear la fuerza de garantía mutua con el fin de usarla para alcanzar la influencia del Creador. Puede ser que estemos olvidando esta parte del trabajo, aun cuando sea artificial por el momento, influye mucho en la primera parte del trabajo de grupo.

No estamos haciendo eso; no estamos haciendo suficientes esfuerzos, como en las horas de angustia ¿Dónde están nuestros esfuerzos? ¿Dónde está la demanda?

[94905]

(De la cuarta parte de la Lección diaria de Cabalá 6 de diciembre del 2012, “La sabiduría de la Cabalá y la filosofía”)

Material Relacionado:

Instrucciones para el renacimiento espiritual
Creciendo en el grupo
Nacer y crecer en el grupo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta