Respetemos a todos los que se esfuerzan en este camino

Baal HaSulam, “Introducción al Estudio de las Diez Sefirot“, ítem 102: Esta es la razón por la cual está escrito que a todos aquellos que aprenden Torá Lo Lishmá, su Torá se les convierte en una poción de muerte. No sólo no emergen del ocultamiento a la revelación el rostro, puesto que no ajustaron sus mentes para trabajar y alcanzarlo, sino que la Torá que acumulan aumenta en gran medida el ocultamiento del rostro para ellos. Finalmente, caen en ocultamiento dentro del ocultamiento, lo cual es considerado la muerte, y son completamente separados de su propia raíz.

Esto es lo que sucede si la persona no hace un esfuerzo a través del entorno, a través del estudio y de todos los medios que tiene, con el fin de llegar a la revelación del Creador, lo cual significa descubrir dentro de ella el atributo de otorgamiento y amor a los demás, con el fin de llegar a través del amor de los seres creados al amor del Creador. Ella tiene que concentrarse en eso para que el resultado de su estudio sea la revelación del atributo de otorgamiento a los demás, sin importar cuán artificial, sin sentido y contrario a su propia naturaleza pueda parecerle esto al comienzo.

Al principio ella se niega a oír hablar y a estar de acuerdo. Pero si vuelve a una y otra vez a esto, a pesar de todos los obstáculos, y lleva a cabo todos los requisitos necesarios determinados por la naturaleza, por el Creador, como resultado de la crisis, y de todas las demás condiciones que se le revelan, ella gradualmente acepta que la meta del estudio es alcanzar la auto negación.

Se trata de una acción muy especial, no de la clase de acción que imaginamos al comienzo del camino. Sino que, en la medida en que ocurren en nosotros los cambios a lo largo del camino, descubrimos cada vez nuevas definiciones, descubrimos qué significa restricción, los demás, conexión, garantía mutua, el Creador, el atributo de otorgamiento y amor, etc. Nosotros ya empezamos a entender qué significa “la poción de la muerte” y la “pócima de la vida” y por qué la Torá trae fenómenos opuestos. Así comenzamos gradualmente a aclarar el camino y la dirección correctos.

La persona cae a menudo en situaciones en las que no ve cuán equivocada está. Sin embargo, “lo que no hace la mente de uno, el tiempo lo hace”. La única salida es avanzar como “un buey al peso y un burro a la carga”, para seguir estudiando día tras día, dado que se nos dice: “¡Hazlo todo excepto abandonar!” Ella no entiende qué está sucediendo: El ego se le da desde arriba y además todas las condiciones que en las que ella está: ¡todo lo hace la fuerza superior!

Ella se esfuerza, hace algo, pero hasta ahora no entiende qué está pasando. Lo más importante es no abandonar, sino realizar al menos las acciones más simples de manera mecánica. Si de alguna manera ella puede sostenerse en este camino, entonces debe estar feliz de que se las arregla para hacer al menos esto.

Por lo tanto, nosotros debemos respetar a cualquier persona que haga los esfuerzos para atravesar cada día y participar cuanto más pueda, tanto como se lo permitan desde arriba. Esta es una condición indispensable para llegar a este lugar, a este estado. Después de todo ya existe el trabajo de aclaración: ¿Por qué?, ¿para qué?, ¿qué obtendré de esto?, ¿por qué estoy participando en esto?, ¿cuál es el resultado que espero?

Yo tengo que aprender del ejemplo de Rabí Shimon y sus estudiantes, puesto que queremos conectarnos y ser como ellos, sentarnos entre ellos. Ellos sintieron odio o amor hacia los demás. Nosotros tenemos que llegar a estos discernimientos contrastantes.

(96380 – De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 24 de diciembre del 2012, “Introducción al Estudio de las Diez Sefirot”)

Material Relacionado:
¿Qué es la oración autentica por la sociedad?
Cuando nuestras plegarias serán dignas de recibir respuesta
¡La revelación espiritual definitivamente te va a pasar!

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: