Saliendo de un callejón sin salida

Pregunta: La naturaleza humana está en tal situación desesperada, uno está dispuesto a aceptar cualquier solución ilógica. Entonces si Israel mismo se encuentra en una situación crítica, dirá: “¿Entonces qué puedo hacer? Tratemos de conectarnos”.

Respuesta: Esto es imposible sin una deficiencia, sin sufrimientos. El problema es cómo hacer que estos sufrimientos sean más fáciles. Las personas deben ver de antemano que este es el camino bueno y fácil que resuelve todos sus problemas: políticos, militares, económicos, ideológicos, etc., que elimina el antisemitismo, y cambia al mundo entero para que éste nos trate bien.

Pero hasta que no alcancemos la mínima conexión general entre nosotros, tendremos que vigilar todas nuestras fronteras simultáneamente. Sin embargo, en el momento en que alcancemos la unidad general, veremos claramente cuan innecesarias son estas fronteras. Evocaremos el equilibrio que este mundo necesita.

Yo no soy un fanático; soy una persona muy realista. Estoy hablando sobre el hecho de que existen fuerzas en este mundo que nosotros, la nación de Israel, podemos usar, y es una lástima que no lo hagamos. Es como si todo el mundo nos estuviera diciendo que nosotros somos la razón de todo el sufrimiento, lo cual es verdad.

Nosotros tenemos un método científico serio, incluso hacia el exterior éste parece un juego de “ser buenos chicos”. Tenemos que estudiarlo e implementarlo.

(94710 – De una charla sobre la situación en Israel del 22 de noviembre del 2012)

Material Relacionado:
Salta y no mires atrás
Una razón para estar felices
El clamor de la persona que está ahogándose en el pantano

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: