Una onda directa hacia el Creador

Baal HaSulam, Carta 52: Se nos dice, “Llámalo a Él cuando esté cerca”, lo cual significa cuando tú llamas al Creador pidiéndole que te acerque a Él, debes saber que Él ya está cerca de ti. Si no fuera así, seguramente no lo llamarías…Y es claro que cuando uno sabe esto, se vuelve más fuerte en derramar su corazón hacia afuera, ya que no hay privilegio más grande, puesto que el Rey del mundo está escuchándote. Como dijeron los sabios: “Dios anhela la plegaria del justo”, porque cuando el Creador anhela que una persona se acerque a Él, son evocados grandes anhelos en la persona y ella anhela al Creador. Y resulta que una plegaria y el escuchar una plegaria van de la mano, hasta que se vuelven una medida completa y adquieren todo… y presten atención a esas cosas, las cuales son los elementos fundamentales en los caminos del Creador.

Nosotros tenemos que encontrar una frecuencia directa que vaya hasta el Creador y de regreso con el fin de sentir que estamos en el mismo canal de contacto con Él, como se nos dice “yo soy para mi amado y mi amado es para mí”. Todo lo que sucede en mí viene de Él, y si quiero responderle a Él correctamente, tengo que conectarme con Él y encontrar la respuesta correcta en Él con respecto a cómo debo responderle.

En la primera onda de conexión que inicialmente viene de Él, yo tengo que ver cómo responderle a Él correctamente en la misma frecuencia, para que todo termine en Él. Así recibo mi forma del Creador; Él constantemente me instruye, y yo constantemente le pido a Él que me muestre cómo debe ser, cómo contestarle a Él, y cómo responder.

Si la persona trabaja continuamente en este punto, resulta que ella solo tiene este único punto de separación del Creador, el único punto en el cual siente que no pertenece al Creador. Es a partir de ese punto que ella quiere revelar al Creador como el que construye diferentes atributos, preguntas, y atracciones en la persona, al estabilizar las diferentes condiciones externas e internas para ella.

Entonces todo se hace a cuenta del Creador, y la persona es sólo el punto que separa y discierne eso. A partir de ese punto, la persona acude al Creador para preguntarle qué tiene que hacer ahora y cómo responder. Ella siempre permanece en el único punto de discernimiento. Resulta que todo lo que tiene la persona viene del Creador.

Entonces, nosotros debemos tratar de discernir constantemente que todo lo que habla en mi interior es sólo el Creador, y la manera en que intento responder también es Él. Así descubro que “No existe nadie más aparte de Él“.

(96373 – De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 12/24/12)

Material Relacionado:
Miente, pero honestamente
Me Siento Bien, ¿Qué Más Necesito?
Afinados con la elusiva frecuencia de la felicidad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: