Vivir significa acercarse al amor

Baal HaSulam, “Introducción al estudio de las Diez Sefirot”: “Los malvados, en sus vidas, son llamado “muertos”. Esto es porque su muerte es mejor que sus vidas, ya que el dolor y sufrimiento que soportan por su sustento son muchas veces más grandes que el pequeño placer que sienten en esta vida.

Si no avanzamos hacia alcanzar la fuente de la vida, entonces la vida se convierte en un escape de los sufrimientos. Todos nuestros pensamientos son sólo acerca de cómo evitar el mal y lo desagradable. Por lo tanto, no imaginamos el bien como un llenado, ya que no podemos llenarnos a nosotros mismos, sino simplemente tratar de encontrar algo de paz entre los malos momentos.

Como resultado, todos los placeres que sentimos no duran más de un corto lapso, y entonces somos llamados “muertos” incluso estando vivos, ya que no recibimos un llenado de la fuente real de vida sobre la cual yacen toda la realidad y la creación.

Por supuesto, cada uno tiene sus propias cuentas, y si ve cuánto dolor y sufrimiento siente, cuánto sufrió y qué esfuerzos ha hecho comparado con los pocos momentos de placer que lo han hecho feliz y le trajeron alegría, entonces descubre que no valía la pena vivir. Toda esta vida sólo puede ser justificada como una preparación para el ascenso espiritual. Pero si uno examina esta vida como es, no tiene ningún sentido.

Ahora cuando somos recompensados con la Torá y Mitzvot (mandamientos), somos recompensados con la verdadera vida feliz y alegre al observarlos, como se dice: “Prueba y ve que el Creador es bueno”. Esto es lo que sienten aquellos que lo han alcanzado. Entonces podemos elegir entre bien y mal. Tras recibir la Torá, el camino, los principios espirituales, comenzamos a trabajar con las dos líneas.

Esto es lo que los escritos quieren decir con: “y debes elegir la vida para que tú y tus descendientes vivan”. En realidad es una repetición: “y debes elegir la vida para que vivas”. Pero se refiere a vivir mediante observar la Torá y las Mitzvot. Entonces uno realmente vive. “Pero la vida sin la Torá y las Mitzvot es más difícil que la muerte”.

Así es como una persona percibe las diferencias entre vida y muerte: La vida significa el avance espiritual, y la muerte significa la carencia de avance. Una persona gradualmente entiende que el avance significa acercarse al amor, al otorgamiento, la auto-anulación, a elevarse por encima del propio ego. Sólo esto es llamado “vida”, sin tomar en cuenta lo que sentimos en nuestros deseos egoístas.
[95505]

(De la primera parte de la Lección diaria de Cabalá 11 de diciembre del 2012, “introducción al Estudio de las Diez Sefirot”)

Material Relacionado:

Obsequios inesperados del Creador
El amor como un regalo para el ser creado
Las cuatro etapas del amor

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta