Cambiando todos los menos hacia el más Publicado en enero 29, 2013

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Cómo puedo hacer un pacto con el Creador si no lo conozco?

Respuesta: La pregunta es: ¿Por qué sólo el novio firma el acuerdo de boda (Ketubah) y no a la novia? ¿Hay aquí una especie de compromiso unilateral? Lo mismo sucede cuando la persona firma un acuerdo con el grupo o con el Creador.

Esto significa que mi firma en este contrato es suficiente, ya que el acuerdo de la otra parte es seguro. Por lo tanto, sólo el que vacila y se siente inseguro es quien debe firmar, y por lo tanto, está obligado a firmar el compromiso.

Existe una fuerza superior, y con el fin de revelarla, debe existir una fuerza inferior. La fuerza del superior es el otorgamiento y la fuerza del inferior es la recepción. La fuerza del inferior debe alcanzar en la totalidad de su deficiencia con el fin de conectase con la fuerza superior que es eternamente completa.

Changing-All-The-Minuses-To-Plus

La totalidad se alcanza en la fuerza inferior de la conexión de 10 personas por ejemplo, luego de 100, y luego de 1000. Siempre agregamos otro cero.

A menos que me conecte con 10 personas, no puede ser llamado una “unidad” espiritual, y, a menos que me conecte con 100 personas, no puede ser llamado una segunda “unidad” espiritual, es decir elevarme al segundo nivel espiritual. El contador sólo cuenta los ceros adicionales, y esto se considera un salto al siguiente nivel.

Con el fin de adaptarme a la fuerza superior completa, al menos debo alcanzar la conexión con los primeros 10. Esto significa que tengo que conectarme con 10 personas, puesto que de acuerdo a nuestra naturaleza interior, nosotros alcanzamos la primera medida, un mínimo de otorgamiento, # 1, por medio de la conexión de diez personas como un corazón y una mente. Ahora, tengo la primera fuerza de otorgamiento.

Si yo puedo conectarme con 100 personas en forma similar, como un corazón y una mente al anularme yo mismo totalmente, alcanzo la segunda fuerza de otorgamiento, el segundo nivel espiritual. Por lo tanto, tengo que pasar a través de 125 niveles.

Con el fin de conectarme con ellos, yo firmo un contrato de mutuo. Tenemos que estar conectados para que cada uno se olvide de sí mismo y se conecte con todos como un todo. Es imposible hacer esto solo y debemos ayudarnos unos a otros. Debemos darles a todos la grandeza de la meta, la conexión, la calidez, y los ejemplos positivos. Con el fin de hacer eso, firmamos un contrato, y este es llamado un pacto.

Cada uno de nosotros pasa a través de estados de “+” y “-“, y nosotros necesitamos el menos (-) para elevarnos al más (+), para “fortalecernos” a nosotros mismos. Esto es posible si, mientras estoy en un estado de “menos” (-), la sociedad intensifica mi intención. Mi menos crece, y el más también crece; ellos se incrementan constantemente. Después de un pequeño más, hay un gran menos, y después de un gran más, hay un menos que es el doble de grande.

Por esto yo nunca puedo superar el menos que recibo y siempre me tira contra el suelo. Puedo haber sido arrojado fuera de la pista totalmente, y puedo seguir trabajando, pero sin ningún tipo de inspiración y pensamiento. Cuando caigo en tal estado, en tal menos, la sociedad tiene que intensificar mi intención.

Es una buena cosa haber recibido un menos (-) así, puesto que necesito un menos mayor; yo tengo que alcanzar su medida plena para llenar mi medida. La pregunta es cómo convertirlo en un más. ¡Con el fin de hacer eso, necesito una intención! Si mi deficiencia y la intención de la sociedad se conectan, yo puedo cambiar cada vez el menos por un más y, por lo tanto, elevarme constantemente. Esto es llamado hacer un pacto.

(98828 – De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 25 de Enero del 2013, Escritos de Rabash)
Material Relacionado:

La fuerza que afecta la unidad
Conexiones en lugares más altos
El comienzo del trabajo espiritual ha iniciado

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: