Corrección mediante la combinación de lo incompatible

Dr. Michael LaitmanLa dualidad hace muy difícil nuestro trabajo. Traté de explicarles ayer en la convención “Una Mujer Global” que, por un lado, las mujeres necesitan preparar un deseo enorme, colectivo, para pasarlo a los hombres para el trabajo de ellos. Ellas deben estar seguras de que su deseo gobierna el mundo, controla a los hombres, y comienza el proceso de corrección.

Pero por otro lado, con el fin de hacerlo con la actitud correcta dirigida hacia el otorgamiento, ellas también necesitan saber que en el momento en que ellas alcancen el deseo correcto, se sentirán dentro de él que todo está corregido y que los hombres son justos completos que no necesitan ninguna corrección.

Fue difícil explicar estos dos opuestos aparentemente incompatibles, pero aun así yo traté de hacer que aclararlos y llevar esta idea al taller.

Baal HaSulam escribe en su carta (N ° 41): “El alcance espiritual está basado en dos formas opuestas que se revelan inmediatamente en el hombre: una proviene de la parte del cuerpo y una de la parte del alma”, es decir, el deseo de recibir y el deseo de otorgar. El deseo de recibir es llamado el cuerpo, y el deseo de otorgar, alma, y ​​es por eso que la persona experimenta esta dicotomía.

“Debido a su naturaleza, el hombre no es capaz de analizar simultáneamente el cuerpo y el alma como dos conceptos paralelos y trata de unirlos en un solo concepto. Y por lo tanto, es difícil para él alcanzar la espiritualidad como dos opuestos que no pueden combinarse en un solo objeto”.

De hecho, nosotros a veces sentimos que solo estamos desgarrados y no sabemos qué hacer con nosotros mismos. El corazón contradice la mente, y la mente no está de acuerdo con el corazón; tales pensamientos y sensaciones contradictorios superación a la persona, de tal manera que es imposible atarlos juntos en cualquier imagen estable.

“Es como la historia de Abraham, a quien se le dijo que toda su descendencia provendría de Isaac, pero ahora el Creador le ordenó que lo sacrificara. Y, por supuesto, nada cambia en la realidad desde el lado del Creador, y estas contradicciones se forman sólo del lado del receptor. Y es por eso que Abraham se regocijó…”

Todos nuestros sufrimientos provienen de la sensación de dos cosas opuestas que no podemos combinar. La base de cualquier incomodidad es una contradicción insoluble entre dos opuestos incompatibles. Y ustedes deben aceptarlas en esta forma conflictiva y estar agradecidos de que podamos elevarnos por encima de ellas y continuar hasta que éstas se fundan. De hecho, ésta es toda la corrección.

En realidad, uno puede preguntar: ¿qué es lo que tienen ustedes que corregir? “La existencia a partir de la existencia” (Yesh Mi Yesh) y “la existencia a partir de la ausencia” (Yesh Mi Ain), para poder pegarlas juntas: al Creador y a la criatura. Ésta es la base de la corrección, de todo nuestro trabajo Es por eso que este trabajo consiste en acostumbrarse gradualmente, poco a poco, en porciones pequeñas, a aceptar, a entender, a sentir y a estar contentos de que nosotros llevamos a cabo este trabajo para conectar dos opuestos.
(97920)
De la preparación para la Lección diaria de Cabalá del 14 de Enero del 2013 

Material Relacionado:
La dualidad del trabajo espiritual
Dualidad de percepción
La perfección de los opuestos

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: