El problema está sólo en nosotros

Dr. Michael LaitmanEl deseo de recibir no desaparece; no nace, no se desarrolla, y no cambia; sólo es ocultado o revelado al grado en que puede ser usado. El ocultamiento del deseo y su revelación son determinados de acuerdo a los peldaños de la escalera espiritual.

Todo el sistema está ya organizado y construido de arriba hacia abajo. Al descender los niveles hacia abajo, ocultan otra parte del deseo de recibir que está en este. Su uso está oculto de nosotros, ya que no podemos usarlo correctamente.

Para evitar que los seres credos cometan errores mientras ascienden de abajo hacia arriba, los deseos les son gradualmente revelados, sólo la parte del deseo con la cual pueden trabajar correctamente. Toda la escalera espiritual es una marca en la escala de cuánto de tu deseo puede ser revelado a ti de manera que puedas usarlo, de manera que seas capaz de superarlo y lo quieras corregir, y no pierdas la cabeza y quieras llenarlo a cualquier costo.

Si revelaras inmediatamente un deseo fuerte, sólo pensarías en su satisfacción egoísta. Si se te diera una posición muy elevada, por ejemplo, estuvieras a cargo de todas las estaciones de radio y canales de TV, entonces no te veríamos en clase. Dirías que tienes cosas más importantes que hacer, que tienes que atender al mundo.

Por lo tanto, no se te da esta posición sino algo mucho más simple. Todo depende de cuánto puedas realmente preocuparte y cuidar del mundo, y por supuesto de acuerdo a lo que es adecuado para el mundo, y si ha llegado el momento. Si pudiéramos avanzar más por nosotros mismos, le daríamos más al mundo dado que está listo para ello. Le otorgaríamos más y lo acercaríamos a nosotros y junto con este podríamos elevarnos a un nivel más alto.

El mundo es el nivel más bajo, y nosotros estamos en el nivel intermedio, y por encima de nosotros existe un nivel incluso más alto, el Creador. Tenemos que despertar al mundo para que el mundo nos despierte. Esto significa que tenemos que otorgar a este y esparcir el mensaje en todos los lugares posibles. Entonces el mundo comenzará a despertarnos, y seremos capaces de elevarnos hacia el superior y llevar a cabo la acción espiritual para el mundo.

Todo está ya en su lugar, y esto es llamado un círculo interno, un círculo externo, y un círculo incluso más externo. El problema sólo está en nosotros.
[98260]

(De la tercera parte de la Lección diaria de Cabalá 10 de enero del 2013, El Estudio de las Diez Sefirot)

Material Relacionado:

El crecimiento sobre los peldaños de la escalera espiritual
El poder de la luz nos ayuda a vencer nuestro deseo egoísta
Reabasteciendo el tesoro del egoísmo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta