En desacuerdo con la nueva realidad

Dr. Michael LaitmanPregunta: En el pasado la humanidad de alguna manera reguló el mal encontrado, pero hoy parece que el mal está fuera de control.

Respuesta: Hemos avanzado y nos hemos desarrollado en un ascenso constante; nuestro ego creció con los años hasta que se volvió “redondo”. Siempre hemos sabido qué hacer con él, y cómo equilibrarlo. Una y otra vez nos impulsó hacia adelante hacia nuevos logros. Siempre nos las hemos arreglado con él: construimos, inventamos, y añadíamos algo. La deficiencia nos impulsaba hacia adelante y llegábamos a un llenado. Si no lo podíamos alcanzar directamente teníamos revoluciones.

Las generaciones han cambiado; hubo una época de esclavitud, y feudalismo, la edad media pasó, y vino el capitalismo, y eventualmente hemos llegado a la última fase, el comunismo. En un estado “redondo” no puede haber nada excepto conexiones mutuas basadas en la garantía mutua.

En desacuerdo con la nueva realidad

 

Tenemos que decir que es el Creador quien evoca la deficiencia cada vez, y mediante eso, el ser creado recibe el poder y la mente para llenar la deficiencia. El cambio de eras y los momentos especiales son tipificados por revoluciones, dado que esas transiciones sólo son posibles mediante problemas, mediante cambios dramáticos.

Entonces hoy, en nuestro estado actual, tenemos que actuar de acuerdo al nuevo liderazgo. Todos los enfoques y métodos antiguos no funcionarán hoy ya que todos fueron buenos hasta el momento en que comenzamos a volvernos “redondos”. Ahora recibiremos golpes ya que no nos estamos ajustando a lo que sucede a nuestro alrededor.

Esas no son las insinuaciones de nadie, sino el proceso natural de los eventos; si no nos ajustamos a las condiciones externas, no puedes culpar a nadie por el resultado. Por ejemplo, ¿Qué sentido tiene culpar a otros si saliste en un frío día de invierno sin abrigarte? De la misma manera, estamos entrando a un nuevo mundo sin habernos ajustado a este.

Ha sido probado científicamente que en la nueva era necesitamos un mayor grado de unidad, conexión, y cooperación. Pero permanecemos como estábamos y entonces no estamos adaptados a la nueva realidad, a la fuerza de liderazgo que nos ha encerrado en un sistema “redondo”. Por más de cien años los científicos y expertos han estado escribiendo acerca de eso, ¿entonces a quién culpar si no escuchamos?

El costo de no adaptarnos a las condiciones que ya cambiaron será la bancarrota global, el colapso sistemático, y tal vez incluso una guerra mundial ¿Cómo puede ser de otra manera si obstinadamente nos negamos a ajustarnos a la unidad y la conexión que requiere el nuevo estado? Somos como la persona que mató a sus padres y pide misericordia a la corte porque es huérfano.

Entonces ha llegado el momento de adaptarnos al mundo global, el cual continuará haciéndose incluso más “redondo”. Es imposible continuar viviendo como en el pasado, la única manera hoy es la unidad y la conexión, de acuerdo con el mundo que se está volviendo uno ante nuestros ojos.
[98198]

(De la segunda Parte de la Lección diaria de Cabalá 21 de diciembre del 2012, “La paz”)

Material Relacionado:

Las etapas de nuestro desarrollo: inanimado, vegetativo, animado y humano
Hacia el nuevo mundo a través de la interacción integral
Lecciones de un nuevo mundo: una sociedad de gente perfecta

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta