En un flujo de corazones ardientes

Dr. Michael LaitmanPregunta: Algunas personas están en una gran tensión interna durante la convención; otros están alegres y se dejan llevar por el flujo ¿Cuál debe ser nuestro estado correcto?

Respuesta: Ambos son correctos, y es necesario unir esos dos estados de manera que con toda tu fuerza y gran tensión trates de ir con flujo, permanecer lo más cercano posible al centro, y movernos junto con este. Necesitamos ser incluidos en el flujo de la convención como dos líquidos que se mezclan.

Pero para esto, necesito aplicar esfuerzos, por supuesto, porque en cada momento debo sentir que me muevo. No puedo ir hacia la meta sin este movimiento, debo mantener la misma dirección todo el tiempo, como un cohete que constantemente ajusta su trayectoria: de forma alterna, una vez la fuerza de recepción, después la fuerza de otorgamiento, la fuerza de recepción, después la fuerza de otorgamiento.

Mantengo el equilibrio entre las dos, sin borrar ninguna de ellas; no pierdo la consciencia de mi deseo (Aviut), sino que conecto todo esto y avanzo.

Existen personas que naturalmente se integran en el flujo general porque su deseo es más ligero en comparación con otros. No hay nadie a quien culpar o alabar; cada uno tiene su propio carácter natural. Y existen personas con una tensión interna más severa que no pueden ir con el flujo general, y les toma grandes esfuerzos.

Los primeros, que fácilmente se fusionan con el entorno, añaden inspiración a todos. Y los segundos, para quienes es difícil estar con otros, añaden esfuerzo. Resulta que existe la Reshimó de la pantalla y la del deseo (Reshimó de Hitlabshut y Reshimó de Aviut), y así ocurre la conexión general.

[98226]

De la convención de Aravá 17/1/13, Lección

Material relacionado:
Los deseos no conocen barreras
Tres puntos de referencia antes de la Convención
Un consejo antes de la Convención

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: