Entre dos intenciones

Dr.Michael LaitmanPregunta: ¿Una intención es un elemento independiente?

Respuesta: Una intención es lo que quieres del deseo de recibir. Hoy no tenemos una intención real; hoy sólo podemos juzgar dónde es mejor “robar” algo, dónde es posible disfrutar más: de qué, de quién, mediante qué, etc. Está impreso en nuestro deseo de recibir como resultado de la fragmentación. Pero no podemos considerar las dos opciones, las dos intenciones: en aras de recibir y en aras de otorgar. Sólo podemos calcular el mayor beneficio personal que podemos obtener de las opciones que tenemos. Reviso mis deseos y elijo la opción más prometedora. Hasta donde me interesa la cuestión es qué puedo usar para mi propio beneficio y dónde obtengo una mayor ganancia.

Una intención en aras de otorgar está por encima de eso. Mediante eso, me reviso con respecto a otros. Entonces mi pregunta es diferente: ¿Cómo puedo servir a otros con el fin de otorgar a ellos tanto como pueda? Este es un cálculo totalmente diferente ¿Cómo puedo hacer eso? Con el fin de hacer eso tengo que sentir al otro y no a mí mismo: ¿Qué es bueno para él? ¿Qué quiere él? ¿Qué necesita? Tengo que estar mutuamente incorporado en él dado que ¿cómo es posible de otra manera poner en la balanza todas las opciones?

Entonces con el fin de llenar el deseo de otorgar, tenemos que avanzar constantemente hacia la incorporación con otros hasta que llegamos al amor real. Siempre afrontamos un dilema de los niveles espirituales con respecto a las dos formas de clarificación- caemos en  la corteza y nos elevamos una vez más hacia la Santidad.

Hoy, durante el periodo de preparación, estando debajo del Majsom (barrera), no hemos entrado aún a este nivel. Estudiamos y jugamos en un grupo, pero más tarde, en realidad se vuelve una sociedad sagrada para nosotros. Hacia esto avanzamos, mediante avanzar hacia el “Éxodo de Egipto” con el fin de elevarnos de una aclaración egoísta hacia una altruista.

Grafico 1

Este será nuestro nacimiento espiritual, es lo mismo con un bebé que nace y comienza a respirar, a comer, y a sentir su cuerpo. Tras el nacimiento, el cuerpo comienza a operar de acuerdo a una nueva clarificación que no existía antes- una clarificación más consciente. Nosotros también nos movemos hacia una nueva clarificación en nuestro cuerpo, en nuestro deseo.
[98215]
De la cuarta parte de la Lección diaria de Cabalá 8/1/13, “600, 000 almas”

Material Relacionado:
La intención: lo importante es el resultado
Precede el deseo con la intención
Un nivel libre para la intención

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: