Eviten los sofismas

Dr. Michael LaitmanNuestra existencia real se desarrolla en el deseo y sólo en este. No hay nada excepto eso. Pero, aparte del deseo y la imagen que éste crea en nuestras sensaciones, se me dio otra imagen temporal imaginaria, una adición imaginaria en la forma de un cuerpo físico que está en un mundo corporal. Este no existe realmente, pero ahora me ayuda a estar en una ilusión de existencia. Cuando un impulso real de usar mi deseo inicial se me revele, yo me acercaré a este.

De una manera u otra, todo ocurre en el deseo, con el cuerpo físico que es simplemente un “animal” que no tiene libre albedrío y del que no se requiere que haga ningún trabajo. Este cuerpo es una oportunidad de abordar el verdadero trabajo en el deseo y no más que eso. La imagen trazada por mis sentidos corporales es el mundo imaginario.

Es por esto que los enfoques filosóficos y otros métodos de sofismas están lejos de la verdad. Es porque toman en cuenta al cuerpo, sus acciones y su potencial imaginario, elevándolo presuntamente por encima del nivel animal.

Ahora yo tengo sólo deseos corporales que crean la ilusión de existencia de un cuerpo vivo. Como resultado, tengo que cuidar del cuerpo de este deseo, protegerlo, y proporcionarle varias cosas. Este deseo corporal vive y muere.

Aparte de eso, yo tengo un punto en el corazón (•). Lo desarrollo al conectarme con todos los otros puntos con el fin de alcanzar el amor, y así, en contraste con éste, siento aversión y odio. Entonces desde cero hasta el 100%, de acuerdo a mi esfuerzo, yo comienzo a desarrollar el verdadero ego dentro de mí, el deseo espiritual de recibir. Esto sucede cuando entro al grupo, al entorno correcto.

Hasta entonces, sólo tengo un “animal” y un punto en el corazón que puede haber aparecido. Hay personas que permanecen en el sistema del cuerpo con el punto por un largo tiempo. Incluso si estudian con los amigos pero no involucran el amor, el grupo, y no observan la primera condición (1), no llegan a la segunda etapa, la sensación de odio (2). El punto sólo las estimula un poco. Más tarde cuando comienzan el trabajo real con el grupo, abandonan el sistema previo y se mueven a un nuevo sistema, el cual se vuelve la única cosa importante para ellas. Todo lo que sucede con el deseo corporal es totalmente irrelevante. A éste se le deben satisfacer las necesidades básicas y no pedir más.

 

Dr. Michael Laitman

 

Nosotros construimos un grupo entre nosotros, una red, y la llenamos con nuestro otorgamiento mutuo. En general este esfuerzo es nuestro deseo de otorgarnos unos a otros. Elevamos una petición (MAN) por la corrección, y en respuesta la Luz Circundante viene y nos corrige y nos conecta, y entonces proporciona el llenado, el cual es llamado el alma.

 

Dr. Michael Laitman 

 Lo principal en realidad, es la transición de un sistema a otro. Esta es la diferencia entre la filosofía y las religiones de un lado y la sabiduría de la Cabalá en el otro.
(97492)
De la 4º parte de la Lección diaria de Cabalá del 6 de Enero del 2013, “Cuerpo y alma”

Material Relacionado:
Libre albedrío, más preguntas que respuestas
Horizontes de percepción
Una imagen trazada en el aire

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: