La carga de los esfuerzos que no han hecho

Dr. Michael LaitmanEl Creador ha establecido leyes inmutables. Si nosotros no sabemos cómo usarlas correctamente, nos sentimos mal, y si lo sabemos, nos sentimos bien.

El punto principal aquí es entender que las leyes de la naturaleza no cambian en todos los niveles. Si nos parece lo opuesto, es porque las condiciones están cambiando y las mismas leyes se nos revelan a nosotros de una manera diferente.

En el espacio, por ejemplo, la gravedad “de pronto” desaparece ¿Han cambiado las leyes? No. Si regresas a las condiciones iniciales las descubrirás de nuevo.

Pregunta: Pero si el Creador ya nos ha creado y estableció leyes claras; ¿Por qué tenemos que cambiar? ¿Por qué tenemos que trabajar para Él?

Respuesta: Bajo las condiciones actuales, ustedes trabajan con el fin de obtener una ganancia para su propio beneficio, no para Él.

Pregunta: Pero aun así estudiamos la sabiduría de la Cabalá ¿Entonces por qué nuestro camino está lleno de espinas? Pareciera que no hay hacia dónde caminar.

Respuesta: Esto es porque tienen que volverse más sensibles. Un niño pequeño no sabe cómo ser cuidadoso. La persona ordinaria no tiene demasiadas inhibiciones. Pero la persona inteligente ya conoce los posibles resultados de diferentes acciones. Entonces resulta que tienen que volverse más listos y más sensibles. Acerca de eso, se nos dice: “Aquel que añade más conocimiento, añade más dolor”.

Pueden, por supuesto, llevar una vida simple, modesta sin ninguna pregunta o aspiración, trabajar en algún trabajo mecánico que no requiera ningún esfuerzo mental. Pero si quieren estar “dentro”, si quieren avanzar, desarrollarse, sin duda encontrarán problemas y presiones. No hay nada nuevo en esto.

Pregunta: Pero soy una persona ordinaria, no estoy buscando problemas. Y si hay problemas, ¿dónde está la recompensa?

Respuesta: ¿Si no se estuviera ejerciendo una presión, no estarían pidiendo una recompensa, no es así? Ahora han comenzado a pensar y tienen razón.

Una respuesta simple y lógica debería ser que la “presión” debe ser justo la recompensa. Si yo hago esfuerzos a lo largo del camino espiritual y en la misma medida recibo golpes, esto significa que esta es mi recompensa. Realmente parece ser así, y esto requiere de un examen objetivo, de una investigación.

Si, por ejemplo, yo pasara por todo tipo de exámenes con diferente instrumental médico: Ellos me examinaría con diferentes rayos y descubrirían numerosos problemas. Existe un fenómeno que es muy común entre estudiantes de medicina; descubren que ellos sufren de todas las enfermedades que están estudiando.

¿Entonces cuál es la recompensa por el estudio? ¿Qué podemos decirles?

-Pasará, todo estará bien.

-¡¿Qué quieres decir con que está bien, es hora de ir a la mesa de cirugía?!

Esta es la sensación que ellos experimentan.

Pregunta: Pero aun así, ¿habrá una especie de alivio en el camino?

Respuesta: Será cuando sientan el amor paternal en los golpes. Debemos entender que las faltas nos las revelan, eso es todo ¿Cómo podemos superarlas? ¿Cómo podemos ver en ellas no un problema sino la salvación?

Primero, es algo bueno que el lugar de la falta se me revelara después de todo, el Creador ha creado la inclinación malvada.

Ahora siento la necesidad de la sabiduría de la Cabalá como medio para la corrección. Puedo usar este método sólo si estoy conectado con el grupo, con el estudio, si entro al grupo tan profundamente como pueda.

Entonces descubro que todas las “sorpresas” desagradables se revelan sólo con el fin de acelerar mi trabajo. Son como llamados a completar los esfuerzos necesarios. Después de todo, los esfuerzos incompletos dejan una muy fuerte sensación de amargura.

Baal HaSulam habla de ello en la carta 19: “La pasión fuerte que está incompleta, deja tras ella un gran dolor, según la medida de la pasión de uno”. En tal caso la persona tiene que finalizar lo que ha comenzado tan rápido como pueda. De otra manera es llamada “un tonto que se sienta sin hacer nada y se come su propia carne”. Aquí es muy importante dar el paso hacia adelante y esto depende de nuestra unidad.
(96762)
De la 4º parte de la Lección diaria de Cabalá del 28 de Diciembre del 2012, “La Paz”

Material Relacionado:
Construyendo un hogar con los ladrillos de nuestro esfuerzo
Nosotros siempre comenzamos de cero
¿Por qué tenemos todas estas dificultades?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta