La realidad espiritual bajo el microscopio

Dr.Michael LaitmanNada en el mundo espiritual es valorado por su cantidad, de tal manera que el más mínimo detalle es tan importante como el más grande. Todo depende sólo de cómo se valoran las cosas en el corazón de la persona. Siempre vemos la misma realidad ante nosotros. La medida en que se nos revela (ya sea más o menos), depende de nuestra percepción, en esa medida podemos desarrollar y perfeccionar nuestras vasijas espirituales y hacerlas precisas y delicadas, para que puedan detectar los más pequeños discernimientos.

La realidad misma, sin embargo, nunca cambia. Se nos dijo, “No hay parcialidad en la espiritualidad“. Por lo tanto, grande y pequeño sólo me parecen a mi, de acuerdo con la escala de si estoy mirando a través de mis ojos miopes o si uso lentes, binoculares, o incluso un telescopio. Esto quiere decir que todo depende de mis vasijas de percepción, de los deseos, y de qué medida puedo ampliarlas y corregirlas.

Todo depende de mi escala. Por lo tanto, no importa si es una cosa pequeña o grande: Si me centro en la meta correcta, si sólo me preocupo por conseguir la sensación de la grandeza del Creador que me lleva hacia adelante, si la desarrollo y respeto constantemente, al no dejar que yo mismo le falte el respeto o la olvide, entonces, necesariamente avanzaremos en la dirección correcta hacia la meta
(96914)
De la preparación para la Lección diaria de Cabalá del 31 de Diciembre del 2012

Material Relacionado:
El corazón comprende
Horizontes de percepción
Una imagen trazada en el aire

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta