Lo que obtenga depende de mí

Dr. Michael LaitmanRabash, Carta #29: Pero la persona no tiene una necesidad de traer desperdicios del exterior, como es el caso al fertilizar un árbol. Ella debe trasladar impurezas del mundo hacia la revelación, es decir, dentro de su sensación.

Pregunta: ¿Qué es “desperdicio” para mí y qué es “fertilizante”?

Respuesta: Depende de tu elección ¿Se te ha dado la habilidad de decidir si prefieres comer desperdicios o cosas buenas a partir de cosas malas?  Y siempre eliges alguna de las dos posibilidades, pero gradualmente inclinas la balanza en la dirección del otorgamiento. No tienes la fuerza para anular completamente la recepción, pero de todas formas, avanzas en la dirección correcta.

En tu vasija, Kli, existen siempre tres partes. En la parte superior puedes trabajar en aras del otorgamiento, en la parte media reina la restricción, y en la parte inferior hay algo que quieres para ti mismo.

Dr Michael Laitman

La línea derecha no puede existir sin la línea izquierda, ni la línea izquierda sin la derecha. Todo debe estar diversificado, hasta que en Gmar Tikkun (la corrección final), todo el mal opere como bien.

Pregunta: ¿Esto significa que si los amigos crean un obstáculo para mí, entonces me dan “fertilizante”?

Respuesta: Depende de tu significado de “obstáculo”. Si los amigos me muestran cuánto anhelan reconocer la grandeza del Creador, un nivel más elevado, la adhesión, Gmar Tikkun, la unidad y conexión entre ellos, la revelación de la Luz, entonces para mí eso puede ser un obstáculo, ya que este enfoque es odiado por el ego, pero también puede ser una motivación que me impulse hacia adelante.

El superior le muestra la Luz al inferior, Su otorgamiento, y el inferior, al sentir esto, debe clarificar para él si esto es comida o desperdicio. Está escrito, “Rectos son los caminos del Señor, en ellos camina el justo, pero los pecadores tropiezan en este”. Puedo decidir que el otorgamiento para mí es específicamente la Luz que tira de mí hacia adelante. Yo quiero adherirme a ella y superarme con el fin de hacer esto, aun cuando no es simple recibirla como comida. Y entonces, en este caso, soy llamado “justo”. Pero si no lo quiero, entonces soy llamado “pecador”.

Dr. Michael Laitman

De esta manera, me examino de acuerdo al principio de “la persona siempre se verá a sí misma como mitad justa y mitad malvada”. El superior me da la Luz y yo puedo sentirla como luz o como oscuridad.

Por ejemplo, hoy en la lección hubo muchas personas sentadas ahí que no estaban de buen humor. Y yo estaba muy feliz por eso. Porque así es como se descubre una enfermedad. Es muy bueno. Ahora lo que queda es traer el tratamiento. Pero ellos no lo creen así. Se sienten enfermos.

Esto significa que la cuestión es: Depende de cómo decodifique la persona lo que recibe. No hay maldad en el mundo, pero todo depende de cómo interpretemos lo que sucede. Para mí, la Luz, la fuerza de vida, puede ser comida o desperdicio. El árbol, naturalmente, recibe fertilizante de los animales, como algo bueno, y nosotros tenemos que elegir, porque desde el principio el “fertilizante” que llega del superior no luce bien para nosotros. Esto no luce bien para mí al grado en que luce como “excremento” y no como un tesoro….

 (98745 – De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 25 de Enero del 2013, Escritos de Rabash)
Material Relacionado:

La fuerza que afecta la unidad
Una progresión espiritual
Un retiro temporal para dar un salto hacia adelante una vez más

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta