Los esfuerzos de cada minuto

Dr. Michael LaitmanPregunta: Durante los talleres y las lecciones en la Convención de la Aravá fue la primera vez que se me concedió un fuerte odio por el grupo. Es difícil de superar. ¿Cómo puedo trabajar con esto; por medio del trabajo en los intervalos entre los congresos o del trabajo durante los congresos? En otras palabras, cuando lo enfrentamos en una convención, ¿lo superamos por medio de nuestro trabajo en medio de los congresos y debe haber un esfuerzo constante por controlarse uno mismo?

Respuesta: El esfuerzo debe realizarse en su lugar. Ustedes necesitan prepararse de antemano para las caídas. No hay nada malo en ellas. Por el contrario, es necesario cumplir con estos estados de alegría, a pesar de que sientan, “¿Cómo puede ser? ¡Yo no quiero eso!” Esta lucha interna es muy buena y esencial.

En cualquier caso no traten de quitarla, no la borren, tampoco permanezcan en su interior, no se rindan, más bien elévense por encima de ella correctamente. Yo debo entenderla a pesar de la sensación de odio, de que el Creador me la envía para que yo reconozca mi egoísmo, de cuánto se revele en mí ahora; y es por eso que en vez de amor y compromiso con el grupo, yo siento odio pero tengo que elevarme por encima de él y pedirle al Creador que me ayude. No traten de elevarse y salir por sí mismos del pozo en el que sienten que cayeron, en vez de ello, pídanle al Creador que les ayude a salir de éste junto con Él. Entonces ustedes tendrán algún tipo de contacto con Él. Esta es la razón por la cual Él les organizó esta caída.

Tenemos que prepararnos para las caídas. Nuestros talleres son una preparación especialmente buena para ellas.

(98637)
De una lección virtual del 1/20/13

Material relacionado:
Después de la convención bajo el molino del Creador
Los esfuerzos del bebe aceleran su nacimiento
Un camino sencillo sin altos y bajos

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta