No descuides la rutina diaria

Dr. Mihael LaitmanPregunta: Durante la Convención de Aravá nuestro grupo recibió un nuevo nivel enorme. Ahora nosotros tenemos que adherirnos a este y mantenerlo y esto requiere repulsiones. Pero por otro lado, de acuerdo al ejemplo que Baal HaSulam menciona, para saltar sobre la mesa hay que saltar por encima de ella. Entonces, ¿cuál es el próximo punto “por encima de la mesa” sobre el cual  nosotros deberíamos centrar nuestros esfuerzos?

Respuesta: Esta semana todos se irán a casa y nosotros volveremos a nuestra rutina diaria. Para mí, personalmente la rutina diaria es lo principal, las convenciones son un resultado de esa rutina. Día tras día, nosotros vamos a trabajar en nosotros mismos cada vez más y con más fuerza, abriendo lo que hemos logrado ahora y estar listos para la nueva revelación. Este es todo nuestro trabajo.

La convención en sí misma no es trabajo. Nosotros hicimos grandes preparativos y en consecuencia hemos tenido éxito. Parte de ese éxito fue la convención de las mujeres. Además de la recaudación de fondos para nuestra nueva casa y unidos por este problema creamos una fuerza asombrosamente poderosa. Por supuesto, no debemos olvidar los congresos en Kharkov y Novosibirsk.

Finalmente nosotros vemos que hemos madurado. El mundo está avanzando más rápido cuesta abajo mientras nosotros en consecuencia nos elevamos. Aquí nosotros tenemos que mantener estructuras claras: asistir a las lecciones diarias, leer mi blog de forma selectiva, participar en los talleres y diseminar.

Lo principal es  el examen de  conciencia y la-auto evaluación: una persona debe constantemente revisarse a sí mismo y su conexión con el grupo.

En este contexto, durante las lecciones y los talleres, nosotros estamos esperando cada vez más nuevos estados y hechos más profundos. Hoy, durante la lección y el taller nosotros ya estaremos continuando lo que hemos comenzado durante la convención de Aravá.

En este tipo de trabajo, nosotros llenamos la vasija gota a gota, hasta que nosotros “saltemos” al próximo nivel y así una y otra vez. No descuiden estas adiciones diarias que estamos acumulando “centavo a centavo”. No existe otra manera. Con eso nosotros descubrimos muchas vasijas, deseos, internamente. Incluso si parece que nada sucede, el resultado de estos esfuerzos, de hecho serán descubiertos más tarde.

Lo mismo pasa con un niño que tiene que atravesar diferentes estados en el entorno humano. Si él no tiene tal entorno durante los primeros años de su vida, entonces nada lo ayudará después: No importa cuánto inviertes en él, él nunca será un ser humano. Los diferentes ejemplos de los niños estilo Mowgli lo prueban. ¿Cómo puede ser eso? El asunto es que él no desarrolló sus deseos a tiempo.

Nosotros también estamos tratando con cosas que son esenciales en el nivel actual de nuestro desarrollo y por lo tanto tenemos que dedicar tiempo a estudiar y a los cambios internos, tratando de valorar cada momento en este trabajo.

(98350 De la primera parte de la Lección diaria de Cabalá 20 de Enero del 2013, Shamati #26)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: