¡Preparándonos para el siguiente ascenso ahora!

thumbs_laitman_537Tenemos que respetar la sensación de confusión, oscuridad, niebla e impotencia. Se dice “respeta a los hijos de los pobres porque la Torá vendrá de ellos”. Son esos pobres que no tienen nada, quienes sienten un creciente vacío en sus corazones y mentes, quienes son incapaces de concentrarse y encontrar su camino alrededor de esos estados, quienes así preparan sus vasijas en las cuales recibirán la Torá, la Luz que les revela todos los discernimientos espirituales.

Entonces lo principal es acostumbrarse a estudiar en la oscuridad y en la luz. Esto es simbolizado en la tradición de los cabalistas de comenzar sus estudios a media noche. Esto es lo que los cabalistas hicieron por siglos, e incluso el Rey David solía levantarse a media noche con el fin de “despertar el amanecer”. Es porque a media noche el Zivug (acoplamiento) de Aba e Ima superior comienza con el fin de despertar las vasijas para recibir la Luz.

Si una persona quiere alcanzar la Luz, el estado es llamado “día”. Él tiene que tratar de despertar las vasijas para recibir la Luz en su estado más bajo y oscuro, cuando está “dormido” y no se siente a sí mismo.

No notamos aún esos discernimientos, pero pronto aprenderemos como discernirlos con el fin de ver todo en la oscuridad y en la luz, y saber cómo usar cada estado en la manera más clara y consciente. El punto principal ahora, tras el ascenso que alcanzamos en la convención, es no abandonar el trabajo en esos momentos, que en realidad no son entendidos, no son placenteros, y los cuales no nos llenan.Esos momentos vienen para que los afrontemos, y a pesar de la pesada sensación en nuestros deseos egoístas, los cuales no entienden la oscuridad, permaneceremos en conexión y nos elevaremos, y así construimos las vasijas para el nuevo ascenso.

[98499]

De la preparación para la Lección diaria de Cabalá 22/1/13

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta