Rompiendo los estrechos confines de este mundo

Dr MichaelPregunta: ¿Cómo podemos saber que nuestras acciones están en favor del Creador?

Respuesta: Si el Creador es una cierta forma que yo junto en mi interior, entonces tengo que saber qué está en favor Suyo y que no. Si la forma que yo junto es una forma total de otorgamiento, entonces es en Su favor otorgar.

El Creador está dentro de mí. La persona no sabe nada acerca de lo que hay por fuera de ella; el mundo que aparentemente me rodean es una ilusión. Es una mentira que fue creada para que por medio de mi actitud hacia él, como si me relacionara con un mundo externo, yo sea capaz de aprender con mayor detalle, al sacar las cosas hacia afuera de mí mismo.

Si pudiera sacar mis sensaciones y mis pensamientos y ver que yo me extiendo por todo el mundo, entonces sería el mundo de Ein Sof (Infinito). Entonces descubriría que nuestro mundo no existe, que todo está en mis vasijas. De hecho, no existe nada, ni todas las imágenes, ni las personas que me rodean. Todo esto soy yo, llamado “Adam” (hombre), que está de pie ante la fuerza del Creador. Ahora yo no lo veo a Él, pero se me dio la oportunidad de comenzar a sentirlo a Él.

Nosotros nunca seremos capaces de saber acerca de nada de lo que hay por fuera de nosotros, puesto que todo es sólo “de Tus acciones te conoceremos”, y para hacer eso tenemos que adquirir por nosotros mismos los atributos espirituales. En esto se diferencia el mundo espiritual del mundo corpóreo.

Hay una región en nosotros que es como una mancha blanca, en la que ahora no sentimos nada. Esta región está revelándose gradualmente y se llama “el mundo superior”.

Breaking-Through-The-Narrow-Frames-Of-This-World

 También hay una zona que yo siento como “este mundo”, y entonces empiezo a sentirme mal en ella, como si estuviera llena de gente y fuera demasiado estrecha en este círculo. Yo comienzo a buscar, tal vez haya algo por fuera de ella.

Algunos de mis sentidos me dicen que hay algo más allá de mis límites, porque esta parte de mis sentidos está oculta: Yo siento que vivo dentro de ellos y muero. También hay diferentes discernimientos en mí: la naturaleza inanimada, vegetativa, animada, y “hablante”, que también siento como “este mundo”. Estos también aparecen y desaparecen, nacen y mueren. Veo la vida y la muerte, y por medio de esto yo comienzo a pensar que todo es temporal y desechable; todo cambia y entonces siento una especie de vacío. Así que empiezo a buscar y a investigar qué hay más allá de los límites de esta vida corporal.

Si no salgo de mis límites, ¿cómo voy a ser capaz de descubrir lo que sucede allí? Así es como entramos en el mundo superior que está más allá de los límites de este mundo, pero tanto este mundo como el mundo superior son un deseo de recibir, y si nosotros los unimos, el resultado es el mundo de Ein Sof.

(98027 – De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 1/15/13, Escritos de Rabash)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta