Un grupo es miles de puntos en el corazón

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Cómo llegamos al esfuerzo colectivo?

Respuesta: Este es todo el trabajo en el grupo. Sin un esfuerzo colectivo, sin nuestra conexión, no podemos alcanzar las vasijas de otorgamiento.

¡No tenemos deseos de otorgar; sólo existen deseos de recibir! En el deseo de recibir, existe un punto en el corazón ¿Entonces cómo puedo construir un deseo de recibir a partir de este? Tengo que estar incorporado en el entorno correcto, con el brote inicial de otorgamiento, el punto en el corazón.

Un grupo es miles de puntos en el corazon

Acepto este entorno como si fuera mi “punto en el corazón”. El grupo es miles de puntos en el corazón, ¡billones de veces más grande que mi único punto! Si hay sólo una estrella en mi corazón, entonces el entorno es como todas las estrellas en el cielo. Quiero conectarlas, y mediante eso construyo mi GE: De otra manera no hay de dónde pueda obtener vasijas de otorgamiento.

Esos GE ya pertenecen al siguiente nivel con respecto a mis deseos de recibir (como fases tres y cuatro) y están destinados a adherirse al AHP del superior.

Al ser incorporado en el entorno, construyo mis deseos de otorgar (GE), y si no soy incorporado, ellos no existen para mí. Entonces puedo decir que mis deseos de recibir son mi AHP, y al mismo grado soy incorporado en el grupo. Si tengo hermanos en este (mi familia: Abraham, Isaac, y Jacob), con quienes estoy en conflicto ahora, entonces al mismo grado estoy en Egipto.

Todo mi camino está determinado por como estoy incorporado en el grupo. Primero en Babilonia, después en la tierra de Canaan con todas las aventuras ahí, hasta que me encuentro en Egipto, justo en este. Toda esta inclinación tiene lugar en el grupo, junto con todos los demás.

“Los hermanos bajan a Egipto”, significa que el deseo de recibir que los separa crece y ellos lo convierten a en aras de otorgar, lo cual significa que los hijos de Israel se multiplican en Egipto. Durante los primeros siete años, su número crece, y después vienen los siete años de hambruna, que es el momento de comenzar la corrección.

Ellos siguen en la misma dirección, pero ahora ven que Egipto los esclaviza y no los deja alcanzar un nivel más elevado. Esto es llamado que “un nuevo rey surge en Egipto”. Pero en realidad, el mismo trabajo en el grupo continúa y como resultado los estados que son descritos en la Torá son revelados.

Toda esta historia se cumple sólo en la conexión de una persona con el grupo. Es en la conexión que es revelado todo lo que la Torá nos dice. La Torá nos habla sólo acerca de la conexión de una persona con el Creador con el fin de traer contento a Él. No hay una sola palabra en esta acerca de otra cosa.
[96622]

(De la primera parte de la Lección diaria de Cabalá 25 de diciembre del 2012, “La introducción al Estudio de las Diez Sefirot”)

Material Relacionado:

En memoria del éxodo de egipto
El mundo desaparecerá y el grupo permanecerá
Lo que es oscuridad para el ego es luz para mí

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: