Una discusión entre dos deseos

Dr.Michael LaitmanPregunta: ¿Está el punto en el corazón conectado a nuestro cuerpo terrenal?

Respuesta: El cuerpo es controlado por el deseo. Algunas veces estoy recostado e impotente, incapaz de forzarme a moverme. Al mismo tiempo, estoy físicamente sano, mi presión sanguínea, el nivel de azúcar en mi sangre, mi corazón, pulmones, todo está bien, ¿entonces por qué no puedo moverme? Porque no tengo ningún deseo. No quiero nada, y es una especie de sensación de melancolía. Algunas veces, incluso si tengo fiebre y me siento mal, corro frenéticamente todo el día con el fin de resolver algún problema.

El deseo dirige  la carne hacia la acción. Esto significa que nos dirigimos hacia la sabiduría de la Cabalá y acudimos a la lección no con nuestro cuerpo sino con nuestro deseo.

El cuerpo es sólo un “animal” que traemos con nosotros. El perro está echado en la alfombra a un lado de la silla de su amo, y así acomodo mi cuerpo en una silla. Yo, sin embargo, soy el deseo. La forma en la cual trabajo con mí mismo, la manera en que “me doy forma” es la manera en que opera mi cuerpo. Este es solamente una “máquina biológica”, y si se le da motivación suficiente, entonces incluso con fiebre avanzará hacia la meta junto conmigo.

En cualquier caso, el deseo decide y determina qué hacer, mientras que el cuerpo lleva la orden a cabo. Entonces primero y antes que nada preocúpate por el deseo y no por el cuerpo.

Aparte, puedes penetrar más profundamente y trabajar con el punto en el corazón por encima del deseo y por encima del cuerpo. Mediante eso trabajas “en contra” de ellos y el punto determina todas tus acciones al elegir qué es más importante.

Grafico1

Por lo tanto el deseo y el punto en el corazón constantemente discuten dentro de ti. La discusión surge del hecho de que el punto es otro deseo, el anhelo por el Creador. Eventualmente, existe una lucha constante entre ellos, pero el cuerpo no “interviene”. Actúa de acuerdo al deseo del lado ganador, ya sea el deseo del corazón o del punto en el corazón…

Este punto ya ha despertado en algunas personas, y en otros aún está dormido en las profundidades del ego corporal. Al estar en el centro del corazón (•), tiene que “surgir” y elevarse por encima del corazón. Justo como el gusano, en el ejemplo que da Baal HaSulam, tiene que salir del rábano. El tiempo de preparación dura miles de años en los niveles de las “naciones del mundo”, hasta que el punto se eleva mediante los sufrimientos. Al final del ascenso comienza el verdadero trabajo con este, y en este punto las personas vienen a nosotros, a Bnei Baruj (BB).

Con respecto a las “naciones del mundo”, esas son simplemente etapas en el camino. Todos pertenecen al sistema general, pero hoy se nos ha dado la oportunidad de avanzar conscientemente. Esto es lo que ha hecho la Luz que Reforma (la Luz Circundante) ¿Por qué? No lo sabemos, pero en general, el proceso tiene lugar de acuerdo al orden de surgimiento de las Reshimot (genes espirituales).

Durante la fragmentación, las Reshimot elevadas cayeron al lugar más bajo. Ahora el despertar está comenzando y aquí todo depende de a cuál Reshimó pertenece una persona, en la raíz de su alma. Después descubriremos esta raíz y conoceremos todos los detalles de su camino. En cualquier caso, no depende de nadie personalmente. Todos están siendo operados y tienen que llevar a cabo su papel.

Grafico

Pregunta: Algunas veces me percibo como superior a aquellos que aún no han sido “despertados”…

 Respuesta: Esto es porque la Luz no ha operado en ti lo suficiente. Aún estás juzgando mediante tu ego. En realidad, no serías capaz de sentirte superior a nadie más, ni siquiera a una hormiga. Al contrario, sentirás al Creador en todo. Él está detrás de una cierta persona u otra, él está ante ti y no puedes tener ninguna queja o falta de respeto en relación a nadie. Incluso en los grandes enemigos que causan los más grandes problemas y amenazan la nación y el estado, sólo verás al Creador; ellos te fuerzan a despertar y a corregir la conexión con Él por encima del obstáculo actual. Es Él quien ha colocado el obstáculo ante ti, y la intensidad de la interrupción indica cuán fuertemente tienes que estar conectado con Él.
Por lo tanto se dice: “Incluso si una espada afilada es colocada en el cuello de uno, él no debe perder la esperanza en la misericordia”.
[98209]
De la cuarta parte de la Lección diaria de Cabalá 8/1/13, “600, 000 almas”

Material Relacionado:
Los deseos no conocen barreras
Si la intención es correcta, no es necesario revisar el deseo
No existen los deseos superfluos

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: