Una plegaria al 100%

Dr. Michael LaitmanEl deseo de Maljut de Ein Sof  (Infinito) es inicialmente dividido en cinco partes porque así es como fue creado, a partir de la fase raíz nació la fase uno, después la segunda, tercera, y cuarta. La fase cuatro, en su turno, está también dividida en partes. Esta fase ya es el deseo del ser creado que siente que existe y que está ante el alguien a quien quiere o no quiere parecerse, de quien quiere o no quiere recibir.

Esas cinco fases ya existen dentro del deseo en sí. Antes de la fase cuatro estaban todos los atributos, las fases de la Luz Directa, y en la fase cuatro, ya es un deseo. Cuando este deseo se corrige tras la fragmentación, también tiene que pasar por las cinco fases de corrección. Es imposible corregir algo a la mitad o a un cuarto; tiene que ser un nivel completo cada vez.

Como en la física, no hay ninguna materia más pequeña que un cuanto, un fotón, una partícula fundamental. Medimos la cantidad de materia y energía de acuerdo a esas partículas elementales; es una manifestación del deseo. Por lo tanto, nuestra plegaria debe ser una plegaria completa: no que debemos ser ayudados con una mitad, un cuarto, o incluso el 99% de una plegaria. Sólo cuando esta es finalmente estabilizada aquí es el salto al siguiente nivel, al siguiente atributo, a un valor, a una nueva cualidad, que no existía antes. Esto significa que un atributo totalmente nuevo aparece al 100% en comparación con lo que existía en un 99.9%. Esta es la diferencia entre un avance discreto, de crecimiento gradual y un avance integral en un círculo.

En ese caso, todos los atributos se conectan y se vuelven un atributo completo. Por lo tanto, es llamado un deseo completo. Es completo no porque justo ha crecido al 100%, sino a causa de su cualidad. Se vuelve redondo, completamente impregnado con ese atributo, y de otra manera no puede ser percibido por la mente o el corazón. Este deseo del 100% no puede entrar en algo que es extraño porque es tan redondo y perfecto que es absolutamente integro.

Hasta que recibamos ese deseo completo, no seremos capaces de entender esto y no recibiremos la revelación espiritual.

Incluso más tarde, en todos los otros niveles, encontramos la misma ley. “No hay cantidades pequeñas en la espiritualidad”, en su lugar debe haber un deseo completo. Pero si una persona ve que aun no ha alcanzado un deseo completo, debe orar y cuando su plegaria, la deficiencia y la demanda de alcanzar un deseo completo es finalmente clarificada, recibirá un deseo completo de Arriba y en este la revelación del Creador.
(98328 De la preparación para la Lección diaria de Cabalá 20 de Enero del 2013)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: