Ve por el amor

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Qué hará que ame al otro? ¿Por qué debo amarlo?

Respuesta: Primero, no estamos hablando de amor por alguien cercano a ti, no estamos hablando de tu amada, sino de alguien que es totalmente “neutral” hacia ti para empezar. Después comenzamos a conectarnos a causa de una meta espiritual común que no puede ser alcanzada sin una conexión mutua.

En el camino hacia alcanzar la meta, sienten aversión mutua, hasta que se convierte en odio real. Trabajas en este odio al sentir el “endurecimiento del corazón” cada vez, algunas veces evocando amor y después odiándose entre sí una vez más. Experimentas constantes ascensos y descensos y es más, principalmente sientes aversión y odio.

Constantemente están tratando de entrar al “nicho” de indiferencia que les permite al menos mantener un marco de referencia externo, aun cuando esto no los lleva a nada. Este es el peor estado, el estado “muerto”, cuando los amigos no deciden acercarse el uno al otro porque tienen miedo de descubrir el odio. Pero sin el odio es imposible avanzar hacia el amor, y sólo permanece la indiferencia.

Eventualmente decides que entiendes que no hay otra opción: “Tengo que cerrar mis ojos sin importar qué suceda y decido ir por el amor”.

Pregunta: ¿Pero qué me fuerza y me motiva?

Respuesta: Quieres alcanzar la meta. Este deseo te fuerza y te motiva si no estás engañándote a ti mismo, por supuesto. Si estás engañándote, simplemente estás perdiendo tu tiempo. Haz un poco de investigación de tu alma: ¿Quieres alcanzar la meta, es decir al Creador, el atributo de otorgamiento? Si es así, entonces los amigos y el grupo han sido preparados para ti, invierte en ellos, Y si no, entonces ve a casa.

No debemos dejarnos llevar por la rutina, y no deben aceptar el hecho de que mañana, y el día después de mañana todo será justo como hoy ¿Qué esperan? La Luz superior está en un estado de absoluto reposo, y es sólo mediante nuestros deseos, en nuestras vasijas, que podemos cambiar la realidad. Nada sucederá si no actuamos. Israel no tiene “fortuna”. Quien siga el camino de Yashar-El (directo al Creador) está en realidad construyendo su propia “fortuna”, la Luz que gotea y se derrama desde Arriba.
[96704]

(De la cuarta parte de la lección diaria de Cabalá 16 de diciembre del 2012, “La Sabiduría de la Cabalá y la filosofía”)

Material Relacionado:

¿Quién es mi “prójimo”?
El mandamiento del amor
Los demás, el creador y yo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: