Aceleremos el tiempo

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam, “La Paz“: Y además de los golpes que sufrimos hoy en día, también debemos considerar para el futuro la espada desenvainada. La conclusión correcta debe sacarse de que la naturaleza, en última instancia, nos derrotará y todos seremos obligados a unir esfuerzos en el cumplimiento de sus Mitzvot en la medida completa que se requiere de nosotros.

Estamos en una fuerza llamada “naturaleza”, la fuerza de otorgamiento. Nosotros somos la segunda fuerza, la fuerza de la recepción. De acuerdo a su tamaño, nosotros tenemos que mantener el equilibrio, la equivalencia de forma con la fuerza de otorgamiento.

A pesar de no conocer ni estar familiarizados con la fuerza de otorgamiento, nosotros tenemos que trabajar con el entorno. Si yo mantengo el equilibrio al dar y recibir en este mundo, entonces quiere decir que todo está bien. Si quiero darle al entorno más allá de lo necesario para mantener el balance, significa que yo avanzo por el camino de “Yo lo aceleraré”, acelerando así mi desarrollo. Entonces la fuerza de mi ego es evocada en mí más rápido que en otros, y es como si me lanzara hacia adelante dejándolos atrás, puesto que me siento atraído por la fuerza de otorgamiento. La fuerza de recepción crecerá dentro de mí, acelerando de esta manera el surgimiento de las Reshimot (genes espirituales) para que éstas puedan ser cumplidas.

Por otro lado, si me retraso en el ritmo de evolución general del sistema de Maljut, es decir con respecto a la “congregación de Israel” y a la unidad, entonces yo siento presión. La Luz superior evoca que las Reshimot rotas quieran elevarse a la corrección. Si esta cadena de Reshimot se desarrolla más rápido, entonces es bueno, y si se desarrolla más lentamente, entonces nosotros sentimos la Luz como algo malo.

En conjunto, todo este sistema es llamado “este mundo”. En él existe Maljut, la “congregación de Israel”, es decir aquellos que quieren corregirse y alcanzar la conexión y también existen las “naciones del mundo”. Todo está incluido aquí en Maljut. Esto es llamado el mundo. Pero es difícil que yo trabaje con el mundo entero y por eso hay una pequeña parte ante mí, el grupo, en el que cumplo con mis correcciones.

El Creador, la Luz superior, tiene un comienzo (0) y un final (100%). Y nosotros no tenemos más opción que alcanzar el final. La pregunta es cómo lo alcanzamos exactamente. Sólo de eso se trata.

Hemos atravesado tres fases de nuestra evolución: inanimada, vegetativa y animada. Estas fases son esenciales y nadie nos pidió nuestro consentimiento.

Pero a partir del nivel “hablante”, nosotros debemos ser conscientes y con nuestro propio consentimiento, elevar una petición por la corrección (MAN) y no lo contrario. Esto significa que la Luz superior nos presionará a cada paso del camino hasta que nos volvamos por nosotros mismos hacia ella con nuestra petición.

Aceleremos-el-tiempo

 

Es imposible avanzar por medio de los sufrimientos. Por el contrario, estos nos obligan a estar quietos hasta que se acumulen y cambien nuestra actitud frente a lo que está sucediendo. Sólo entonces estaremos dispuestos a agachar nuestras cabezas.

En cualquier caso, sin la deficiencia previa, no seremos capaces de atravesar la fase “hablante” en nuestra evolución. Esto se debe a que esta fase requiere comprensión y reconocimiento, lo cual sólo es posible si yo tengo una deficiencia por ella. Sin embargo, en los niveles de inanimado, vegetativo y animado, yo avancé y me desarrollé sin ninguna comprensión y reconocimiento.

(99970De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 8 de febrero del 2013, “La Paz”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta