¿Cómo podemos llegar a conocer al Creador?

thumbs_laitman_573_01Baal HaSulam, “Un discurso para la conclusión del Zóhar”: El alma también es así: Después de que ésta ha adquirido la equivalencia con Él, ella conoce Sus Pensamientos una vez más, dado que ya los conocía antes de la separación de Él, debido a la disparidad de forma del deseo de recibir.

Pregunta: ¿Cuáles son los pensamientos del Creador?

Respuesta: Como está escrito: “Por Tus acciones, Te conoceremos” o, en otras palabras, a partir de mis acciones, yo llegaré a conocer al Creador.

Yo trato de actuar “con el fin de otorgar”, de realizar acciones de otorgamiento, pero no puedo. Pido ayuda y entonces las entiendo. Hay cambios en mí cuya esencia y raíz no entiendo. Yo me esfuerzo y llego a ser como el Creador de acuerdo a mi comprensión de las fuentes y de los ejemplos que el grupo me presenta. Así mismo, yo estudio la Torá, es decir el método, el sistema, las acciones del Creador quien está oculto en la Torá. Al imitar Sus acciones, empiezo a conocerlo, a conocer Sus atributos de amor y otorgamiento.

Hoy en día, yo interpreto las palabras de acuerdo a mi entendimiento, sin saber su significado real. Luego, a través de mis deseos corregidos, realmente llegaré a conocer al Creador. Esto se debe a que el deseo corregido siente una especie de despertar interior llamado “Luz”. Hablando de manera general, tales deseos crean la imagen del Creador para mí de cierta manera. No se trata de una figura ni de un dibujo, tampoco de una forma, sino que yo simplemente entiendo qué es el atributo de otorgamiento, el atributo del amor. Yo lo entiendo como resultado de mis acciones corregidas.

Por lo tanto, está escrito, “Por Tus acciones, Te conocemos”. Por medio de mis acciones corregidas dirigidas al otorgamiento, percibo el concepto de “El Creador”. En ese sistema, yo estoy conectado y, posteriormente, me adhiero a Él; de tal manera que, “Israel, la Torá y el Creador son uno”. “Israel” se refiere a la persona que anhela el otorgamiento. “La Torá” se refiere a mi sistema interno de conexión, al sistema del alma, a sus 613 deseos corruptos que debo corregir por medio de las Luces que lo evocan. Entonces, las vasijas y las Luces trabajan juntas. Cuando la vasija y la Luz se igualan en la dirección del otorgamiento, significa que la Torá se me revela.

Yo trabajo sistemáticamente en los cinco niveles de Aviut (el “espesor” del deseo) y atravieso por las etapas de alcance de la Torá, comenzando de Sod y terminando en Pshat cuando todo se revela y yo tengo no sólo las Luces de NRNHY, sino la Luz de Yejida, no diferentes tipos de vasijas, sino la vasija de Keter. Con ello, yo retorno a la completa adhesión, pero lo hago por mí mismo con una Luz 620 veces mayor que la Luz inicial y, con eso, corrijo mis vasijas. Yo las aumento 620 veces, y, debido a ello, conozco al Creador. En primer lugar, yo estaba en Él en forma de un punto que Él creó como “algo de la nada”, y ahora, con Su ayuda que viene como resultado de mi petición, puedo desarrollar este punto por mí mismo partiendo de la “gota”, y al pararme en Su lugar, al ser igual a Él en el nivel de Adam (un ser humano).

Pregunta: El Creador tiene un pensamiento, es decir que yo debo incorporarme dentro de todos e insertar en ellos el pensamiento que va dirigido a Él.

Respuesta: De lo contrario, no seré capaz de juntar mi alma. Esta incluye todas las otras almas dentro de ella. Yo soy sólo un punto, y con el fin de construir mi alma, tengo que agregarlos a todos a ella.

Pregunta: ¿Qué se esconde en mi alma que va dirigido al Creador?

Respuesta: Por el momento, yo tengo una Reshimo (gen espiritual) rota, una chispa, la parte posterior de Nefesh de Kedushá, es decir un deseo benéfico. El comienzo de la conexión anterior con el Creador se me reveló como una forma rota. Yo quiero adquirir a costa Suya, usarlo a Él.

Así, el despertar espiritual aparece en la persona. Yo quiero ganar algo, y, en cierto punto, no puedo encontrar nada satisfactorio en el mundo entero. ¿Cuánto tiempo pueden ustedes jugar en este “arenal”? Yo quiero crecer y hacer cosas reales, entonces busco de manera egoísta una alianza con el Creador en igualdad de condiciones. “Tú eres para mí y yo soy para Ti. Sé que tengo que pagar. Bueno, estoy de acuerdo, pero ¿qué obtengo a cambio? “Esto ya es un estado de Lo Lishma (no en Su nombre).

Pregunta: Entonces, ¿cuál es nuestro pensamiento corregido general?

Respuesta: Es la identificación plena con el Creador, un “abrazo”, un “beso”, “acoplamiento”, los cuales, en su totalidad, se llaman adhesión.

(99622 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 2/5/13, “Un discurso para la conclusión del Zóhar”)

Material Relacionado: 

La victoria sobre el creador
Al creador se lo conoce por sus acciones
¿Cómo revelar al creador?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta