¿Cómo puedo dejar de pensar en mí mismo?

thumbs_laitman_236_01Pregunta: ¿En qué vasija descubre la persona la espiritualidad?

Respuesta: En la Luz Retornante, es decir en el otorgamiento, cuando ella se preocupa por el otro más que por sí misma, cuando el otro es más importante para ella que ella misma.

Pregunta: ¿Qué hace que la persona tenga que anularse con el fin de adquirir la vasija espiritual?

Respuesta: Los pensamientos sobre sí misma. ¿Cómo puedo yo, quien sólo puedo pensar en mí mismo, pasar a un estado en el que me cambie a mí mismo totalmente por el bien de los demás? ¿Dónde puedo conseguir tal deseo? ¿Dónde puedo encontrar los poderes para realizar tal esfuerzo?

Aquí me ayuda la Luz que Reforma. Esto ese llamado el “milagro del éxodo de Egipto”: Yo hago que mis sensaciones (el corazón) y mente dejen de controlar mi deseo, que dejen de cuidar de mí mismo y las enfoco en la otra persona. Por supuesto, yo no puedo hacer esto solo. Un preso no puede liberarse a sí mismo de la cárcel, ni tú puedes tirarte tú mismo de los pelos para sacarte del pantano. Después de todo, el deseo y la preocupación por mí, son todo lo que tengo.

Pero llega la Luz y quita del deseo esta preocupación y la pone en alguna otra persona. Entonces yo comienzo a preocuparme por ella como una madre que se preocupa por su bebé. Después de todo, lo mismo que sucede con ella, pero en un nivel egoísta: es como si estuviera hipnotizada en su preocupación por su hijo, mirándolo todo el tiempo y preocuparse por él. Si nosotros no supiéramos nada acerca de estos procesos en este mundo, podríamos pensar que está trastornada.

Este también es el trabajo de la Luz, pero la madre no tiene la obligación de orar para ser capaz de amar a su bebé, a ella simplemente le dieron desde Arriba este amor. En nuestro caso, sin embargo, es diferente. A la persona se le dio la elección, “¿Deseas permanecer en el nivel “animal”? Adelante. Pero si quieres elevarte al nivel espiritual, entonces debes activar esta fuerza”.

Tú debes mejorar constantemente, volverte más sabio, y, en definitiva, debes adquirir la mente del Creador para activarlo a Él. Esta es la diferencia entre los dos niveles, el hecho de que tú lo activas a Él. Es acerca de esto que se nos dice: “Mis hijos me han vencido”.

(99703 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 2/6/13, “Un discurso para la conclusión del Zóhar”)

Material relacionado:

La garantía mutua es la precondición para nuestro nacimiento espiritual
La garantía mutua el amor cubre todos los pecados
La garantía mutua es la llave para el nuevo mundo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: