Educando al dueño del negocio

Dr. Michael LaitmanPregunta: Supongamos que un empresario contrató a un Director Ejecutivo (CEO) para manejar su empresa. El CEO es un gestor cualificado, un especialista, pero el dueño del negocio interfiere constantemente con su trabajo, con los monitores, lo controles a él, evitando así que él dirija. Resulta que esta persona no es capaz de desempeñar sus funciones. ¿Qué puede hacer él en esta situación?

Respuesta: Es necesario invitar a la empresa a una reunión de equipo. “No parece que seamos capaces de resolver un problema y pedimos que tomen parte en la reunión de hoy; es muy importante para nosotros. Necesitamos la opinión de ustedes”. Por lo tanto, ustedes  lo jalan al equipo, hacen que él sea su socio en la toma de decisiones, para que no los mande, les dicte qué hacer, sino que los escuche y se una al equipo.

Un equipo tiene que estar muy unido. Los empleados deben crear un entorno entre ellos mismos en el que él no sea capaz de gritar, sino que tenga que mostrarse como un hombre agradable, decente, como compañero de equipo de ellos. Él literalmente cae bajo su hechizo: se sentará con ellos en la mesa compartida, tomará los mismas sándwiches y una taza de té, y será simple en su comunicación, manteniendo una conversación en el mismo tono que los demás. Así, él será atraído hacia una cálida relación con todos los demás.
[101309]
Del Kab.TV “Secretos Profesionales” del 8 de Febrero del 2013

Material Relacionado:
Un cálculo óptimo de la Naturaleza
No hay armonía sin integridad
Los negocios al borde de cambios drásticos

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta