El conocimiento que no los priva de su libertad

DR. Michael LaitmanPregunta: Las personas hoy en día todavía esperan que sus gobiernos les resuelvan los problemas económicos…

Respuesta: Los gobiernos no les resolverán nada, y no importa por quien votemos. Después de todo, esto no depende de un primer ministro o de un presidente. No importa quién sea, él no tiene donde conseguir el dinero para el bienestar de su pueblo. Hemos entrado en un sistema redondo global en el que todos estamos conectados entre nosotros y dependemos unos de otros. Sin embargo, muchos creen en el enfoque de aislamiento y de que serán capaces de sobrevivir por su cuenta. Pero de hecho, este enfoque sólo los acerca al colapso total.

Hoy en día cada país que trata de actuar sólo en sus propios intereses, está destruyéndose a sí mismo. Esto fue posible una vez cuando hubo quienes dominaran a otros, pero hoy todo ha cambiado e incluso los EE.UU. enfrentan resistencia en contra de sus ambiciones globales. Hoy en día el antiguo sistema del hombre que domina al hombre y de la nación que domina a otra nación está colapsando. Esto ya no funciona puesto que la nueva ley de la naturaleza ya está activa internamente. Ahora todo está mutuamente conectado y no importa lo que hagamos por los demás, mi actitud se devuelve hacia mí como un boomerang aumentado varias veces.

Pregunta: Pero aun así, en realidad no veo que yo sea parte de un todo general, sin embargo, estoy cambiando…

Respuesta: ¿Quieres que el Creador te revele ahora todo el plan de la creación y con ello te reduzca al nivel “animal”? Supongamos que yo te muestro que todos dependemos unos de otros, y que si yo tengo la intención de desayunar sin que me importe que otros también tengan desayuno, yo sería envenenado, incluso podría morir. Esto me privaría de mi libre albedrío y sería como un animal, como un perro, que sabe de antemano por la forma en que huele si algo se puede comer o no. En ese caso, yo ya no sería capaz de ser un ser humano.

Las cosas tienen que ser diferentes aquí. Nosotros no somos animales, no podemos estar conectados en el nivel corporal de la emoción y el conocimiento, puesto que éste no es el nivel humano. Supongamos que alguien me da un millón de dólares, ¿debo tomarlos o no? Si siento que con ello me causaría daño a mí mismo, no tomo el dinero. Pero ésta sería una decisión egoísta “dentro de la razón”, y yo no crecería por medio de eso, puesto que tengo a parecerme al Creador.

Se nos dice: “Y todos me conocerán desde el más pequeño hasta el más grande”. Esto significa que todos sabrán qué es el atributo puro del otorgamiento; ellos lo conocerán en sus corazones y actuarán en consecuencia; hacia esto estamos avanzando. Si el beneficio de la conexión estuviera revelado, no sería difícil para nosotros conectarnos de manera egoísta. Pero no, nosotros no nos conectamos sobre la base del conocimiento, sino en fe por encima de la razón, que es opuesta al conocimiento. Yo de antemano no veo que la conexión sea en mi beneficio.

Esto es llamado “dolores de parto”, cuando dos fuerzas opuestas están activas dentro de mí. Esta es la única manera de avanzar. De lo contrario, sin cumplir nuestra misión, permaneceríamos en el nivel “animal”. Así que debemos entender dónde obtener los poderes para descubrirlo primero para nosotros mismos, y luego para los demás. Este es un conocimiento cualitativamente diferente de los hechos sobre los deseos egoístas “que se mueven contra el viento”, los cuales me permiten nacer a una nueva dimensión.

Nosotros lo sentimos durante la Convención Aravá hasta cierto punto, cuando tuvimos la oportunidad de irrumpir hacia arriba, de elevarnos por encima del cuerpo y por encima de cualquier cosa que tuviera que ver con él, de romper con él. Este es un problema psicológico, pero esta idea todavía puede ser transmitida a la gente. Todos nosotros tenemos el potencial correcto que sólo debe traerse a la vida, llevarse a cabo, así que este discernimiento flotará hacia arriba.
[100771]
De la 4º parte de la Lección diaria de Cabalá del  17 de Febrero del 2013,“Un discurso para la conclusión del Zóhar”

Material Relacionado:
Hacia un nuevo mundo a través de un salto cualitativo
La inteligencia colectiva depende del tamaño del empaque
El aparente fracaso de la cumbre del medio ambiente

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta