El Creador se esconde entre nosotros

Dr. Michael LaitmanPregunta: Si lo más importante es la desesperación de mis propios poderes a lo largo del camino espiritual, entonces ¿por qué tenemos que hacerle frente también a todo tipo de problemas corporales?

Respuesta: El Creador no les hace la vida difícil, ni pone obstáculo alguno a lo largo de su trayectoria. Son ustedes mismos quienes entran en confusión. Si pudieran escuchar el consejo de que tenemos que corregir las relaciones entre nosotros y que tenemos que encontrar la conexión entre nosotros, y, dentro de ella, descubrir el mundo espiritual desde el primer momento en que comenzamos a estudiar, entonces las interrupciones que son cada vez mayores, las serían vistas como interrupciones. Por el contrario, cada vez, parecerían como la revelación de un nuevo grosor del nivel superior.

Nadie les impidió aceptar este consejo ni cumplirlo. No habrían sido interrumpidos, sino más bien, ayudados a elevarse, a fortalecer la conexión y a descubrir su esencia interna llamada la Luz.

Sin embargo, ustedes están en buscando de la revelación del Creador, no el fin de otorgar ni al otorgarles a los demás, no entre los amigos, sino en un lugar totalmente diferente. Entonces, ¿quién es responsable del hecho de que ustedes no tengan éxito? Puedes que ustedes hayan construido diferentes barreras que los separan del mundo espiritual en vez de acercarse a él desde el momento en que llegaron hasta el día de hoy. A pesar de eso, ustedes también pueden llegar eventualmente a la decisión correcta a lo largo de este camino, por medio de la sensación de desesperación y descubrir finalmente que hemos llegado a un callejón sin salida y deben devolverse para seguir un camino diferente.

Como está escrito (Eclesiastés 7:29): “Esto es lo único que he hallado: que Dios hizo íntegros a los seres humanos, pero ellos han ideado muchos esquemas”. De hecho, este es un punto muy simple, solo que nosotros no hemos ubicado el lugar correcto de la ruptura. Queremos preparar nuestro corazón para el llenado. Esta es la inclinación de cada uno.

¡Sin embargo, no queremos aceptar el hecho de que el lugar del llenado está entre nosotros! Hay un corte, un abismo, un vacío oscuro vacío entre nosotros, pero esto no me preocupa en absoluto. ¡Me preocupa el hecho de no tener un llenado dentro de mí! Esto quiere decir que yo estoy pensando en un lugar totalmente diferente en vez del lugar donde debe revelarse la Fuerza superior.

Yo también interpreto la idea de una fuerza superior como me parezca conveniente, como algún llenado atractivo, un alcance maravilloso, comprensión, una sensación agradable, pero la fuerza superior real es totalmente opuesta a lo que me imagino. La equivalencia con ella está en otorgar a los demás, llenar al otro mientras me elevo por sobre mí mismo, sin pensar en mí, en anularme, y en restringirme yo mismo. Puedo tomar todo de mí y privarme de todos los llenado sólo con el fin de pasárselos al otro. Es sólo por sobre mí mismo que busco una manera de llenar a los demás.

Este es el llenado espiritual que siento en el otro hasta tal punto que estoy dispuesto a proveer para él por encima de mis propios deseos y pasiones, pero nosotros ni siquiera pensamos en esa dirección. A veces, tocamos levemente esta sensación en alguna convención de gran alcance en el desierto, pero después, cada uno de nosotros vuelve a sus propios intereses personales, y, entonces, todo llega a su final.

El grupo no me apoya. No hace que me mantenga enfocado en este punto específico. Y mi ego tira de mí constantemente hacia abajo, hacia el abismo. Entonces, ¿qué puedo hacer?

Todo esto se debe a que nosotros no nos apoyamos ni nos sostenemos unos a otros. La fuerza que puede salvarnos está entre nosotros, en la conexión entre nosotros, en el rebaño colectivo, y no en cada uno de nosotros. La fuerza de nuestra conexión es la Luz, y es aquí donde debemos exigirla: en las grietas entre nosotros, en las barreras, en las paredes. La Luz, el Creador se esconde allí.

Podemos descubrirlo sólo si comenzamos a conectarnos unos con otros de una manera que las diferencias desaparezcan y, entonces, justo en ese lugar, ustedes descubrirán al Creador, justo allí donde Él está oculto ahora.

El punto es que ustedes oyen, pero no cumplen con el consejo en el lugar correcto. Esto se debe al hecho de que no pueden aceptar lo que dice Rabash: “Nos hemos reunido aquí para establecer una sociedad para todo aquel que desee seguir el camino y el método de Baal HaSulam…”

Tenemos que tomar una decisión y luego llevarla a cabo constantemente, pero si todos se preocupan por sí mismos y no por los demás, esta no conducirá a nada. Si yo pienso cómo  cumplir esto por mí mismo, no funcionará. El pensamiento debe ir sólo a través de los demás, debido a que este es un sistema cerrado, análogo.

(100388)
De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 2/13/13, Escritos de Baal HaSulam

Material relacionado:
Pasos cuidadosos encima del vacío obscuro
Instrucción para construir correctamente el mundo
El nacimiento de José

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta