El punto donde hay un lugar para todos

thumbs_arava-convention_931-03No esperaba que experimentáramos lo que experimentamos en la pasada convención. Esta es una etapa muy importante: Sentimos qué significa elevarse por encima de nosotros mismos, hacer espacio para el amigo, para el otro en tu lugar, estar integrado en el otro, conectarse con él. Experimentamos todo tipo de sensaciones como esa: Cuando todos nosotros entramos a un punto y nadie ocupa ningún espacio, y gracias a la auto anulación, hay espacio para todos. Lo mismo se dijo acerca del templo sagrado: todos están cercanos en una masa apretujada, pero cuando todos tenían que inclinarse en reverencia, entonces había espacio suficiente para todos.

Nosotros atravesamos muchos cambios. Primero, los saboreamos, y este gusto es muy importante, dado que, en realidad, esto acompaña la entrada a la etapa de transición. Hasta ahora no sabíamos cómo interpretar, cómo sentir nuestro estado. Decíamos palabras sin saber lo que hay detrás de ellas.

Y ahora se creó una sensación: Sentimos que estamos ante una barrera psicológica, cerca de una barrera que no podemos traspasar con nuestra propia fortaleza, y aquí sin duda es necesaria la ayuda de Arriba. Es simplemente esencial, pero debemos invitarla dado que la Luz no llega si el Kli no está listo para ello.

Esta es la forma en que las Luces y los Kelim son construidos. Para el primer nivel al que queremos elevarnos, la ley es la ley, y nosotros avanzamos hacia tal deseo que sea compatible con la Luz de este nivel.

No nos detenemos. Está prohibido hacer eso. Aún necesitamos descubrir esta puerta, la puerta de las lágrimas, la puerta de entrada, la petición por la corrección, MAN (MayinNúkvin). Nosotros mismos lo formamos. Dado que, no existen y nunca existirán Kelim que estén inmediatamente listos para el trabajo. Somos los primeros en esto. Nuestros padres nos recibieron, aquellos que sentaron las bases de la Cabalá, aquellos que crearon el sistema cabalístico, que descubrieron la fuerza superior y todos los niveles que están entre las Luces y los Kelim. Pero somos los primeros en ponerlo en práctica de abajo hacia arriba, verdaderos pioneros.

Tenemos una gran responsabilidad ante toda la humanidad. Esperamos ser capaces de guiarlos correctamente por la vía de la Luz y no por el camino del sufrimiento. Exactamente ahora, de acuerdo a los eventos que vemos en el mundo, nos acercamos al punto decisivo de elección entre esos dos caminos. Todo depende de nosotros.

Y lo principal es revisarse a uno mismo mediante el deseo del superior. Aun cuando avanzamos de acuerdo a las leyes espirituales, por encima de ellas está el deseo del superior, al cual podemos asistir, al elevarnos por encima del camino que transcurre “a su debido tiempo”, por encima de la permanente oposición entre las Luces y los Kelim, y podemos acelerar el camino con la ayuda de Jassidim (misericordia). Dependiendo del grado en que seamos atraídos hacia esto, en esta medida la misericordia operará el otorgamiento, amor, renuncia, complementación, y auto anulación entre nosotros, en esta medida invitaremos sobre nosotros la influencia de la Luz por encima de la ley. Dado que en esto, nosotros mostramos nuestra correcta disposición de inclinar nuestra cabeza y recibir el camino antes que la Luz nos obligue a hacerlo. Nosotros mismos nos forzamos.

Esperemos que pronto demos el paso decisivo y descubramos la influencia de la Luz sobre nosotros. Es claro que esto necesita volverse un hábito donde cada uno sienta que todo pertenece al Kli, a un deseo, a una familia, a un alma. Sólo esto es la creación y nosotros somos parte de ella. Ahora nuestra percepción está nublada, y en nuestro mundo nos parece que cada parte existe como si estuviera aislada. Pero en la espiritualidad, sólo existe un todo perfecto.

Si podemos conectarnos y unirnos, como dos líquidos o dos gotas de metal fundido que se fusionan en una, en esencia, este será el estado espiritual entre nosotros. Dentro de este no hay nadie que esté separado, sólo todos nosotros juntos. Y más adelante el concepto “nosotros” también desaparece y lo que queda es sólo un Kli para la Luz.

 (98928 – De la Convención en la Aravá del 1/18/13, Taller 5)

Material Relacionado: 

La humanidad es un grupo
El comienzo de todos los comienzos
La puerta hacia el territorio del Creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: