Integralidad: Sustituyendo un negativo por un positivo

thumbs_laitman_600_02Vivimos en tiempos en los que la naturaleza nos ha obligado finalmente a prestarle atención a la integralidad. Todo se cierra, se vuelve global, y, lo queramos o no, estamos moviéndonos hacia esto, y si a la persona se le diera un poco de teoría además la práctica que tiene que llevar a cabo en contra de su voluntad, fácilmente tendría una vinculación interna.

Lamentablemente, por ahora, sólo vemos el aspecto negativo de la integralidad, ya que nos muestra muy bien su completa interdependencia. Ya se trate de la escuela, del trabajo o de las diferentes instituciones gubernamentales, sin importar hacia donde miremos, somos rechazados, apartados, y así sucesivamente. Lo mismo sucede con la televisión en sus continuas telenovelas sobre asesinatos, policías y tribunales. Vemos que todas estas cosas son un solo mundo integral común, pero es un mundo negativo. Desafortunadamente, esta es la forma en la que debemos aprender sobre esta cualidad esencial.

Nosotros debemos mostrarle a la gente que, tan pronto como reemplacemos un negativo con un positivo, las cosas pueden llegar a ser completamente opuestas porque la naturaleza está debidamente interconectada, y si nosotros, con nuestro comportamiento, proponemos una conexión positiva en vez de una negativa, fácilmente podremos lograr la manifestación de la integralidad positiva en todas las áreas.

 (99594 – De una “Charla sobre educación integral” del 1/20/13)

Material Relacionado:

La religión del otorgamiento y del amor
Mirada el mundo a través de la lente de la integralidad
Una personalidad que nunca ha existido en la naturaleza

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta