La definición correcta de la fuerza divina

Dr.Michael LaitmanEl esfuerzo que tenemos que hacer para entrar en el mundo espiritual, está más allá de las fuerzas de la persona. Es como tener que levantar el peso de una tonelada. La persona no puede hacer eso, por supuesto. Pero si 50 amigos vienen a ayudarle a la persona, cada uno levanta 20 kilos y realmente es posible hacerlo.

El trabajo del Creador está dispuesto de la misma manera. Está hecho a propósito para que la persona añore la calidad y no la cantidad: para que no sólo se sienta atraída por el Creador, sino que realmente lo anhele a Él, la única fuerza. Esta fuerza puede alcanzarse sólo si varias personas se conectan para alcanzar una meta. Por lo tanto, la conexión nos lleva en la dirección correcta.

La persona avanza por medio de la garantía mutua, por el compromiso mutuo, y al medir su preocupación por el Creador de acuerdo a su preocupación por el amigo en contraste con su preocupación acerca de sí misma, de sus familiares y quien sea que esté en su círculo íntimo. Entonces ella evita que los pensamientos ajenos la dominen, y si estos aparecen es sólo para que ella pueda aclarar las cosas y separarse de ellos.

Todo está dispuesto para que no se pueda hacer nada solo. Si la persona descubre esto, entonces en ese momento ella comienza a avanzar. Lo más importante es sentir la debilidad de uno mismo y la necesidad de ayuda del entorno. Entonces la persona está lista para la garantía mutua y define el Creador, a la Fuerza Divina de otra manera, al aceptarlo como la conexión y la unidad basada sólo en los muchos que están conectados en uno.
(100989)
De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 2/20/13

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta