La era de la comprensión Publicado en febrero 19, 2013

Dr. Michael LaitmanPregunta: Baal HaSulam dice que en esta época nosotros tenemos una oportunidad para acelerar el proceso de nuestra evolución y llegar al Creador. ¿Cómo podemos identificar esta oportunidad y cumplir con ella?

Respuesta: Estamos viviendo un momento especial y se nos ha dado realmente una oportunidad. En primer lugar, debido a las Reshimot (genes espirituales) que están despertando en nosotros, que nos instan y nos empujan hacia la revelación del Creador, a la revelación de la esencia de la vida. Esto se debe a que esa es la misma pregunta cardinal que se despierta en las personas. Después de siglos de evolución humana, la persona realmente comienza a buscar el significado de la vida, y no trata solamente de vivir una vida mejor, más cómoda.

Hace cincuenta años nosotros todavía pensábamos que los beneficios corporales eran infinitos y que las perspectivas de la sociedad de consumo eran interminables. “Todo es posible: volaremos a las estrellas, controlaremos las fuerzas de la naturaleza, nadaremos en la abundancia…” Esta es la dirección de nuestro ego.

Pero, de repente, hemos llegado a una especie de saciedad, debido a que nuestro deseo ha comenzado a cambiar; no hemos llenado todos nuestros deseos; no les hemos dado a todos con un yate, un palacio, un jet privado, una isla privada, o un planeta personal a sí mismos. No, no hemos llenado nuestros deseos, sino que los deseos han cambiado simplemente, al igual que cambian los deseos de un pequeño niño: Hace un momento pidió queso cottage, pero mientras corrían a la tienda para conseguirlo, ya quiere una salchicha.

Hay muchas personas que pasan hambre en el mundo de hoy, personas que están enfermas y necesitadas, pero los deseos cambian y mientras les falta algo, es claro para ellas que incluso si consiguen lo que les falta, ellas no se sentirán satisfechas. Existe el llenado y la satisfacción. Es como el ejemplo que Baal HaSulam da cuando el invitado le dice al anfitrión: “Incluso si me das el mundo entero como un regalo, no estaré satisfecho, puesto que éste no mío”. Habrá un llenado, pero no habrá satisfacción.

Estamos hablando de dos discernimientos muy sutiles, como resultado de los cuales en el último nivel de nuestra evolución, a pesar de la insatisfacción y la carencia que sentimos en nuestros deseos, la persona busca un sentido a su vida. Surge un nuevo deseo, y es a partir de este deseo que la persona espera sentirse satisfecha, incluso si no tiene un llenado en sus deseos y sus esperanzas anteriores no han sido cumplidas, incluso si sólo tiene las cosas simples que le quedan, ella buscará satisfacción en lo que es importante para ella ahora.

Así que después del dinero, después del control, después de la prosperidad tecnológica, después de la era de la información, nosotros nos hemos elevado a un nuevo nivel, al nivel del significado. Las personas sienten desesperación y se suicidan porque no le encuentran un sentido a la vida. Este es el primer signo de la era de la redención.

La segunda señal para decir que estamos en la era de la redención es el despertar del mundo entero, no sólo de aquellos que están buscándole un sentido a la vida. El mundo está hundiéndose en una crisis que es básicamente una crisis psicológica interna. La persona ya no puede manejar su vida privada, y tampoco puede administrar la sociedad humana. Todo está destruido y fuera de control dado que nuestro ego ha completado su desarrollo y ha terminado su trabajo, y por eso ha terminado bellamente su papel.

Pronto habrá nuevas enfermedades muy desagradables que surgen de nuestro uso excesivo de los materiales nocivos y venenosos que le hemos añadido a nuestra comida y a otros productos. En general, habrá todo tipo de fenómenos negativos que son típicos de la utilización de los efectos negativos del ego. Nosotros le tememos a una bomba nuclear, a un meteorito que podría golpear la tierra, pero mientras tanto un virus puede aniquilar totalmente el mundo entero.

Con el tiempo este mundo que debe ser corregido, nosotros estamos esforzándonos en eso y estamos descubriendo los medios; interna y externamente se nos muestra que estamos en un momento de oportunidad.

(100652 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 17 de Febrero del 2013, “Un discurso para la conclusión del Zóhar”)
Material Relacionado:

Una personalidad que nunca ha existido en la naturaleza
Perdámonos en los demás
Sociedad integral: ¿es una utopía o una realidad?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta