La esencia es para el ser humano, la necesidad es para el animal

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Cómo puedo saber con antelación hacia dónde ir? ¿Cómo puedo aspirar de antemano al siguiente nivel de adhesión si éste se me revela después del hecho?

Respuesta: En realidad, nosotros no sabemos nada a lo largo del camino y no podemos encontrar puntos de referencia excepto las Reshimot (genes espirituales) rotas. Con el fin de implementarlas correctamente, yo necesito un entorno determinado, una cierta realidad, lo cual significa que necesito un grupo. El llenado de las Reshimot lo hace la Luz.

En general, hay varios componentes aquí: Las Reshimot, mi deseo general con todas sus características, el grupo en el que estoy incorporado, y la Luz que opera en nosotros. Si yo quiero ser una parte fiel, activa en el sistema en estos componentes, debo anularme para adherirme a los amigos y verlos como los más grandes de nuestra generación.

Yo debo sentir la necesidad de la Luz que Reforma, de la influencia del Creador, gracias a la cual nos conectamos entre nosotros, pero ¿cuál es la razón por la que nos conectamos? Es el fin de apoyarlo a Él o ser el lugar donde Él se revela. ¿Para qué? Para darle contento a Él.

Así que yo tengo que hacer mi mejor esfuerzo para construir todos los detalles dentro de mí y empezar a trabajar.

En un principio, no hay nada espiritual en mí, sino sólo un deseo “animal”. Es en este punto que el deseo se despierta, el nivel superior, el nivel “humano”, o el Creador. Esta es la Reshimo rota que yo no puedo cumplir hasta que sea llevado al grupo, a los libros, al maestro, y, en general, a la Luz que Reforma. Entonces, yo anulo mi deseo de recibir y veo dentro de mí sólo las Reshimot, que quiero incorporar en el grupo.

Yo saco este punto de mi corazón y lo llevo al grupo para que viva allí y reciba el otorgamiento de todos. Así, a través de los amigos, yo recibo la Luz que Reforma. Junto con ellos yo estudio y realizo diferentes acciones y cambio gradualmente.

Dejo sólo el mínimo necesario dentro de mi deseo de recibir, lo cual “no es ni condenado ni alabado”. Este es mi “animal”, el nivel “animado”, mientras que desarrollo mi nivel “humano” dentro del grupo.

MichaelLaitman

(99112)
De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 1/30/13, Escritos de Baal HaSulam

Material relacionado:
No puedes engañar a un burro con paja
El cambio de la naturaleza humana en nuestro tiempo
Una discusión entre dos deseos

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: