Moviéndonos hacia adelante impulsados por el grupo

thumbs_laitman_942Pregunta: ¿No entiendo cómo la persona puede desesperarse de sus propios poderes y clamar si yo simplemente me siento cansado y lo dejo todo de lado cuando las cosas se ponen difíciles? ¿Dónde debo detenerme y sentir impotencia?

Respuesta: No sabemos por adelantado dónde debemos detenernos. Si el clamor es planeado, entonces no es un clamor de impotencia. Un clamor de impotencia debe venir de tu interior sin ninguna planeación previa, ya que uno ve que no tiene otra opción. Si te sientes confundido y estás muy cansado y no sabes en qué dirección ir, es una indicación de que no sientes que la meta sea importante.

Ahora la meta no te parece importante ni entiendes por qué estás haciendo tales esfuerzos. Alguna vez estuviste lleno de energía y perseguías diferentes placeres y desperdiciabas tus poderes ¿Cuántas cosas sin sentido hace una persona durante su vida y todo sólo para sentir algún placer fugaz? Algunas veces estás acostado en el sofá y no quieres levantarte dado que no hay nada por qué levantarse, y algunas veces te pones de pie y corres, perdiendo tu cabeza, dispuesto a hacer cualquier cosa.

Todo depende de cuán importante sientas que sea la meta, lo cual es lo principal que debemos alcanzar. La importancia de la meta es la importancia del otorgamiento, la importancia de las acciones que están lejos del interés propio, las cuales no puedo realizar dado que no estoy motivado a hacerlo y no tengo combustible para realizarlas ¿Cómo puedo hacer algo en lo que no hay nada para mí? Mi cuerpo no puede moverse en ese caso. Todo nuestro mundo funciona sólo con base en la energía del deseo de recibir, que recibe un llenado, placer, recompensa. Pero si yo no veo una recompensa, no puedo hacer nada.

Así el Creador se acerca a mí y se lleva mis últimas fuerzas para hacer algo. El atributo de otorgamiento se acerca a mí, y yo no siento que esté motivado para hacer algo, en realidad no puedo moverme.

Afortunadamente el atributo de otorgamiento no se viste en los niveles de la naturaleza inanimada, vegetativa y animada; de otra manera, todos los electrones, todas las moléculas, toda la materia con base en las proteínas se detendría, y mi cuerpo se congelaría y se quedaría sin movimiento; moriría, y desaparecería. Afortunadamente el atributo de otorgamiento gradualmente se acerca y se viste sólo en el nivel “hablante” que hay dentro de mí.

Pero en el momento en que éste se acerca a mi deseo egoísta fragmentado, inmediatamente siento que estoy perdiendo mi energía, el combustible, el poder, la motivación ¿Entonces qué puedo hacer? El acercamiento del Creador en este punto tiene como fin despojarme de la motivación egoísta y forzarme, al no tener opción, a acudir al grupo. De éste recibiré la impresión con respecto a la importancia de la conexión, del avance, de la grandeza y la importancia de la meta. Yo seré capaz de trabajar al usar el combustible del grupo.

Todo esto es necesario con el fin de ayudarme a adherirme al grupo y comenzar a otorgarle. Mediante esas acciones soy incorporado en el grupo y recibo sus valores. Yo quiero estar con todos porque los respeto y los veo como mi grupo. Ellos me ayudan y me parecen grandes e importantes. La persona se somete al entorno y tiene que hacer esfuerzos especiales para ser incorporada dentro de este.

Según la medida que yo esté incorporado en el entorno, recibo una cualidad única. Es una oportunidad especial que no existe en ningún método, excepto en la sabiduría de la Cabalá. Sucede un milagro, un poder especial que me influye como resultado de mi preparación y éste corrige las vasijas fragmentadas en mí.

Esas vasijas rotas simbolizan mi disposición para la corrección. La Luz que opera e influye en ellas, las corrige. Esto es llamado acción de sanación, como se nos dice: “un remedio para mi carne”. Entonces realmente comienzo a respetar y a valorar el otorgamiento, de pronto descubro en mí respeto y apreciación por este atributo y quiero que se vista en mí. Quiero anularme y conectarme con otros. De pronto yo tengo esos pensamientos y deseos que no son típicos de mi naturaleza en absoluto. Pero ahora de pronto siento ese anhelo no natural y entiendo que este es un resultado de la influencia de la Luz en mí. Así avanzamos.

Sin un grupo, no hay forma de recibir la Luz que Reforma, puesto que ésta viene de un sistema superior, a través del maestro, a través del grupo, a través de los libros hasta que llega a la persona. Tiene que haber una cadena.

El grupo aún no está en el mundo espiritual o podría estar parcialmente en este. El maestro está en contacto con las almas de los cabalistas que lo precedieron, con sus maestros, y la persona se conecta con el grupo a través de los libros, de la diseminación, y al trabajar juntos, y así se conecta con la meta, al asegurar para sí una conexión con la fuente de la Luz.

(99021 – De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 1/27/13, Escritos de Baal HaSulam)

Material Relacionado: 

El propósito de la vida es la realización espiritual propia
El grupo más grande es el mundo integral
El grupo está construido sobre la reciprocidad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: