Ningún esfuerzo se pierde sin dejar rastro

Dr. Michael LaitmanSe requiere de nosotros que nos esforcemos en cantidad y calidad hasta que “muchas monedas se añadan hasta una gran cuenta”. Es sólo poco a poco que podemos reunir nuestros esfuerzos dado que los esfuerzos son la resistencia interna, la superación y la clarificación que son opuestas a nuestro deseo.

Aquí tanto la cantidad como la calidad son tomadas en cuenta dado que puede haber un deseo pero puede no estar clarificado lo suficiente. No es el resultado lo que es importante, sino los esfuerzos que hace una persona, los cuales son absorbidos por el sistema general, y es un proceso acumulativo. Esto continúa hasta que se vuelve posible pagárselos a una persona y presentarlos en pleno.

Una persona no puede acumular esos esfuerzos dado que si él los acumulara y los reuniera, esto debilitaría su búsqueda, si supiera exactamente en su mente y corazón, si supiera y sintiera qué esfuerzos ya ha realizado, perdería sus poderes para avanzar y se nublaría.

Entonces existe esta especie de olvido, y los esfuerzos se acumulan inconscientemente, desapareciendo en el interior. Pero en cierto punto serán retornados de acuerdo a la ley de, “Él vomitará lo que ha engullido”. Al principio todos nuestros esfuerzos son engullidos, como si desaparecieran en la arena sin dejar rastro. Pero cuando su suma llega a un nivel que corresponde al próximo nivel de la Luz superior, existe una equivalencia entre la deficiencia, que se ha acumulado hasta cierta medida cualitativa y cuantitativa y la Luz, entonces la Luz y el deseo son revelados el uno en el otro en una persona.

Cada revelación es siempre repentina y llega por sorpresa. Todo este proceso es llamado “una cualidad única”. Esto es porque está casi totalmente oculta de una persona. El pensamiento del Creador opera en su profundidad en el ser creado con el fin de prepararlo y ayudarlo a alcanzar la forma que corresponde con la Luz.

Entonces, tanto como una persona recuerda y siente también así olvida, y tantos esfuerzos como ya ha realizado también así son los que aún tiene que hacer-todo es calculado de acuerdo a la cantidad y calidad e incorporado en el sistema general, en el sistema de conexión entre todas las almas. Una persona tiene que convertirse en una parte activa, eficiente, y útil con respecto al sistema.

Por supuesto, esto es sólo acerca de sus sensaciones y revelación aquí, porque todo es oculto y revelado sólo con respecto a una persona, no que el sistema en sí tenga alguna deficiencia. Si una persona alcanza el nivel en el cual puede ser un componente activo y eficiente de la sociedad de forma consciente, entonces es recompensado con la revelación.

Entonces debemos entender que no debemos profundizar y tratar de calcular lo que nos parecen obstáculos, olvidos, debilidad, y esfuerzos que se pierden y no dejan rastro, forzándonos a comenzar de nuevo cada vez. No debemos hacer ningún cálculo aquí dado que no entendemos hasta qué punto todo es medido y organizado de forma precisa en cada paso del camino. Sólo tenemos que trabajar en acelerar el tiempo al evocarnos constantemente tanto como podamos.
[99324]

(De la primera parte de la Lección diaria de Cabalá 30 de enero del 2013, Escritos de Baal HaSulam)

Material Relacionado:

La última gota de esfuerzo
La conexión en garantía mutua
La revelación de la conexión mutua

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: