No resbales en el pantano de la vida

Dr. Michael LaitmanNadie puede decirme qué debo hacer. Yo necesito clarificar esto y decidir por mí mismo qué meta es ficticia y qué meta es real. Tengo que asumir la responsabilidad por los pasos que doy. De otra manera, ¿por qué se me dio esta vida?

Mi vida es como estar a mitad de un pantano en el cual existen sólo unos cuantos lugares sobre los que puedo apoyarme para cruzar y no hundirme. Ésta tiene que ser mi decisión. Nadie más puede mover mis pies y ponerlos en el lugar correcto.

Si yo resbalo, me hundiré en el pantano de la vida por varias décadas. Si esto sucede, tengo que entender que tenía que suceder. Debo hacer lo que esté en mi poder para aclarar todo por adelantado. Si más tarde aun así cometo un error y me hundo por varias décadas, es una señal de que tenía que suceder. Ahora no sé para qué y por qué razón, pero lo averiguaré más tarde. Es como se nos dice acerca de la Providencia directa e indirecta, “Tú me has cercado por delante y por detrás”.

Pregunta: ¿Cómo puedo tomar mi propia decisión si estoy totalmente bajo la influencia del entorno, en una sociedad espiritual o una externa?

Respuesta: Este es todo tu libre albedrio, ser impresionado por la sociedad espiritual tanto como puedas y no andar por ahí con “tu nariz apuntando hacia el cielo” considerándote superior a todos los demás. De otra manera no serás capaz de ser impresionado por ellos de forma positiva.

Pero esto no significa que puedas llegar con los amigos y preguntarles qué debes hacer: Si irte del país para hacer dinero o no. No debes dejar que otros decidan por ti. Tu decisión tiene que ser el resultado de tus aclaraciones internas, el resultado de tus esfuerzos por someterte ante la sociedad, lo cual quiere decir ante la idea espiritual, ante el anhelo por la conexión y la unidad, por el avance hacia la adhesión con el Creador por encima de la razón. Esto es lo que la sociedad, la fuerza colectiva, significa para mí. Según el grado en que te sometas ante la idea espiritual, decidirás lo que es importante para ti en la vida.

¡Entonces miro hacia atrás y no veo mi cuerpo! Este ya desaparece en algún lugar en mi vida previa, eliminado desde hace mucho de mi camino. Tengo que proporcionarle el alimento básico y lo hago. Las necesidades básicas significan que yo hago algo porque tengo que hacerlo, dado que tengo que cuidar del cuerpo. Me fuerzo a pensar en mi cuerpo animal, lo cual es llamado una necesidad básica. Pero en todos mis otros pensamientos estoy en el grupo, en la conexión, y entonces tomo la decisión correcta.

Esta conexión me sostiene y no me deja irme. Estoy tan fuertemente adherido a esta, que puedo preocuparme por alguna necesidad básica sólo al forzarme a mí mismo. Podemos revisar esto según lo feliz que me sentiría si no tuviera que cuidar de mi cuerpo sino sólo preocuparme acerca del grupo y el Creador al 100%, sin dejar siquiera el 1% para mí mismo.

Pero cuando comienzo a preocuparme por las necesidades básicas de mi cuerpo animal, ¡de pronto me doy cuenta de que este no es mío! Entonces ocuparme de mi cuerpo y de mi familia se vuelve un trabajo espiritual. Sentía que eran míos mientras recibía alguna ganancia egoísta de ellos, pero si no recibo ninguna ganancia de esas ocupaciones necesarias, es simplemente un juego que se me dio, un medio para la clarificación espiritual.
[100012]
De la 1° parte de la Lección diaria de Cabalá del 4 de Febrero del 2013,  Escritos de Baal HaSulam

Material Relacionado:
Dos condiciones que lo determinan todo
Un paso a la izquierda, un paso a la derecha, intentos por escapar de la realidad
Una vida inconsciente, el libre albedrío no existe

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: