Permiso de residencia por decisión del Creador

Dr,Michael LaitmanLos cabalistas nos dicen que el ser creado tiene una meta y esa meta es la adhesión con la Fuerza superior. En cualquier caso, yo soy obligado a adherirme a ella quiera o no. Hay dos formas de realizar esto: el camino del bien y el camino del sufrimiento. Como regla general, nosotros avanzamos a lo largo del camino del medio, porque somos incapaces de elegir sólo el bien y la mayoría de las veces nos deslizamos hacia lo negativo, así que tratamos de mantenernos por lo menos en el medio.

Sin embargo, yo no sé hacia dónde o hacia quién estoy dirigiéndome. Es verdad que soy guiado por un impulso interno, pero no tengo idea cómo funciona o hacia dónde me conduce. De hecho, yo no sé nada, todo está oculto.

Lo que pasa es que por dentro arde un deseo desconocido, y yo no puedo sacarlo. “La vida no es dulce; todo es malo; necesito algo más…” Un impulso incomprensible me oprime el pecho, y no puedo encontrar un lugar para mí, no sé cómo olvidarme o cómo desconectarme de esta vida.

Estas personas afligidas llegan a la sabiduría de la Cabalá. Pero tan pronto como llego, como dicen ellos, el Creador “pone mi mano sobre la buena fortuna”. En otras palabras, no es mi decisión; Él ha elegido esto para mí. El juego está vendido. Él estableció toda mi vida y aparentemente me dice: “Mira, yo he arreglado todo para ti. Aquí está el grupo, el mejor lugar para ti. Aquí están los amigos, los mejores para ti. Y sólo tienes que fortalecer tu relación con ellos”.

No soy yo quien decide dónde permanecer o qué hacer. Mi única elección es fortalecerlas. Este marco incluye también las relaciones con mi familia y las condiciones externas, pero sólo con el fin de enfocarme en mi conexión con el grupo. Yo tengo que proveer lo necesario para suplir las necesidades materiales básicas y dedicarle el resto al Creador, para adherirme a Él. Ahora tengo que relacionarme con el grupo en la forma adecuada, la familia, los hijos, el trabajo y la vida diaria son solo necesidades, y el resto está entre los amigos. “Yo ya he elegido lo mejor para ti”, dice el Creador, “solo tómalo y cúmplelo”.

Otra cosa es que sea imposible cumplirlo. ¿Por qué el Creador lo hizo todo de esta manera? Es con el fin de que no nos olvidemos de Él. Sólo al atraerlo a Él, al ponerlo a Él entre nosotros, podemos unirnos. Cada uno con el grupo y todos juntos dentro del grupo, seremos capaces de hacer algunos movimientos hacia la corrección, la unidad, la meta, incluso los más pequeños pasos, sólo si el Creador es nuestro socio. Esta es la única manera de avanzar, asegurándonos de recordarnos esto unos a otros. Después de todo, nadie puede recordar esto por sí mismo. Esos son parte de los cambios que la persona tiene que pasar. Y está en su poder organizarlo todo de la manera adecuada.
(99341)
De la 4º parte de la Lección diaria de Cabalá del 1/31/13, Escritos de Baal HaSulam

Material Relacionado:
Gracias por el honor
El programa superior anticipa tu entrada
Reemplazando los valores

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta