Si así lo quiero, castigo; si así lo quiero, perdono

thumbs_laitman_263Pregunta: ¿Por qué todos los pensamientos de los empleados se reducen a las ganancias? No son personas estúpidas y entienden que si haces cosas útiles para las personas, la ganancia no desaparecerá. Aun así permanecerá ¿Por qué ellos no pueden establecer una meta de hacer algo por las personas?

Respuesta: La sociedad no apoya esta idea. La persona, especialmente en Rusia, es considerada más dura y más fuerte, mientras más ventaja toma de otros, sometiéndolos ante sí. Si yo obtengo sin remordimientos ganancias a expensas de otros y si ellos incluso lo saben, entonces me siento incluso más heroico, el jefe, al suprimir a otros.

Este “culto a la personalidad” vive en cada persona, y, si lo deseo, yo puedo usarlo. Para hacer esto, debo mostrarme como un déspota a pesar de todo lo demás. Como está escrito en los códices antiguos, “¿Qué clase de rey es aquel que no ha ejecutado a cientos de sus súbditos cada año?” De otra manera, ¿de dónde obtendrá respeto? ¿Qué sentido tiene que decida el destino de las personas?

Entonces, si quiero poner mi compañía realmente en orden, no tengo opción sino despedir a un par de empleados. Introduzco la política de la zanahoria y la vara. Uno debe ser reprendido, a otro se le da una palmada en la espalda. De otra manera, ¿cómo pueden entenderme las personas?

Esa es una práctica común que todavía opera en muchos lugares. Las películas, los comerciales, y las noticias muestran que los directores aún se basan en esta rígida jerarquía de miedo y presión.

Sin embargo, si queremos mantenernos al ritmo del desarrollo natural, debemos ocuparnos de la educación, cambiar al ser humano de acuerdo a la naturaleza, es decir, con esos deseos y propiedades que están desarrollándose en nosotros hoy.

El desarrollo nos está llevando a un mundo integral, interdependiente, a compañías con una conexión voluntaria, amigable entre las personas donde todo se decide de manera colectiva, como se dice, con la mente colectiva, y está basada en consejo, apoyo, etc. En otras palabras, está desarrollándose la mente general, colectiva, lo cual en última instancia lleva a las decisiones correctas. En realidad, atraer a la persona inteligente, formada en un espíritu colectivo hacia los puestos directivos, puede proporcionar muchas nuevas ideas para la estructura de las empresas, y para la toma de decisiones y los resultados: para todos los asuntos. Hoy, hemos llegado a este estado.

Sin embargo, todavía, muchas compañías y organizaciones están reguladas por la fuerza. Nosotros tendremos que cambiar hacia un método integral completamente diferente.

(100832 – Del Kab.TV “Secretos profesionales” del 2/5/13)

 Material Relacionado: 

Una personalidad que nunca ha existido en la naturaleza

Los medios como una medida de integralidad

Inteligencia colectiva y espiritual

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: