Sociedad integral: ¿Es una utopía o una realidad?

thumbs_laitman_552_02Pregunta: ¿Cómo podemos mostrarle al mundo que la transición hacia una sociedad integral no es una utopía, sino un proyecto real?

Respuesta: Una sociedad de la integral no puede ser una utopía por dos razones.

En primer lugar, la crisis mundial está dirigiéndonos hacia ella, y no hay donde podamos esconder de ella. Esta seguirá presionándonos. Millones de personas se quedarán sin trabajo. Miren lo que está sucediendo en el sur de Europa: España, Italia, Grecia, y ya está acercándose a Alemania y a Francia.

¿Y qué pasará con la gente? ¿Cómo reaccionarán a todo? ¡Estamos viendo guerras civiles y revoluciones; sin educación integral, cualquier cosa puede suceder! Surgirán horribles problemas nacionalistas. Vemos fascistas que llegan al poder en Grecia. Este es el proteccionismo, que se manifestará de una manera horrible si no se introduce a tiempo la formación integral.

Por esta razón, una terrible crisis multifacética seguirá empujándonos desde todos los ángulos.

¿Cómo puede calmarse a la población? ¿Quién alimentará a los desempleados? ¡Nadie lo hará! Ninguna obra social será capaz de resguardarlos de los estallidos de las protestas y los disturbios masivos. Cuando las personas están hambrientas la muerte no los asusta, ellas pueden escalar las barricadas, nada les importa.

Y aquellos que están en la cima no saben qué hacer, están perdidos. Lo único que pueden hacer es escapar a una isla en el Pacífico hasta que los encuentren.

En otras palabras, la anarquía, el terrible absurdo, y el caos vienen sobre nosotros. Esto por un lado.

Por otro lado, nos enfrentamos a la naturaleza, que nos muestra el lado negativo de nuestra falta de acción y de entendimiento.

Por esta razón, es necesario introducir la formación integral, al menos como un experimento en una sola región. ¡Intentémoslo! ¿Qué tenemos que perder? De todas formas todo está muriendo.

Hace dos meses en Italia, yo hablé con un representante de la Comunidad Europea sobre la educación. Él se sentó frente a mí como un estudiante se sienta ante un profesor, anotando cada palabra, él literalmente escribió páginas enteras de notas. Y este es un funcionario serio, quien invirtió los últimos dieciocho años trabajando para el organismo de gobierno de la Comunidad Europea en Bruselas. Él dijo: “Este es un sistema perfecto, pero no tengo a nadie a quien contárselo, porque tenemos a veintisiete países y cada uno quiere que las cosas se hagan a su manera, nadie querrá escuchar a nadie más”.

Él extendió la mano: “¿A quién puedo acudir, qué puedo hacer?” En su opinión, para este experimento necesitamos una pequeña ciudad con una economía moribunda por el cierre de una gran empresa que estaba encargada de la economía de toda la ciudad.

Pero las ciudades grandes pronto estarán en esta misma situación. No se trata de pequeños pueblos donde la gente todavía puede alimentarse como resultado del cultivo de su propia comida en la tierra. Los países están en deuda, y mañana no serán capaces de alimentar a sus pobladores. ¿Qué sigue? Nos enfrentamos a una gran confusión.

Lo único que puede salvar al mundo de las guerras civiles y de los regímenes fascistas es la educación integral. Si continuamos avanzando por el camino egoísta contrario al integral, al desarrollo “redondo” del mundo, entonces la siguiente etapa de desarrollo egoísta será el nazismo, el fascismo y el proteccionismo en el que los países se darán cuenta que no son capaces de hacer nada con el mercado común y cerrarán sus fronteras y, finalmente, llegarán al estado de guerra.

Aunque no lo quieran, ellos todavía tienen que romper los vínculos económicos, financieros y de otro tipo que han creado entre ellos los cuales están ahogándolos. Esto es lo que los está llevando hacia una guerra mundial.

La dependencia global es natural, no hay ningún lugar en el que podamos escondernos de ella. De tal manera que si las cosas siguen así, incluso podríamos tener que pasar por dos guerras. Según la Cabalá, hay una posibilidad de una tercera y hasta una cuarta guerra nuclear. Y después de eso, lo que sea que quede de la humanidad aun así tendrá que implementar la educación integral y el estilo de vida integral de acuerdo a la naturaleza.

Ese es el áspero camino de toma de consciencia de la necesidad de integración en vez de hacerlo de la manera razonable.

(99484 – Del Kab.TV “Mundo integral” del 11/28/12)

Material Relacionado: 

Una creciente interdependencia
El más alto récord de desempleo en la eurozona
En desacuerdo con la nueva realidad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta